Los riesgos de sufrir complicaciones debido a la anestesia en las intervenciones de cirugía estética se han reducido al mínimo, según la Asociación Norteamericana de Anestesiología.

La tasa de pacientes que han sufrido secuelas por causa de la anestesia es de 1 por cada 90.000. Los avances producidos en el campo de la anestesia han sido enormes en los últimos años, lo que implica que la clínica donde se realice la operación debe contar con personal cualificado siempre al día en los últimos avances y presente en todo momento antes, durante y después de la intervención.