La Depilación Láser es un tratamiento que puede ocasionar ciertas molestias al aplicarse. Para reducir estas molestias, existe una anestesia tópica que se puede encontrar en farmacias. Su nombre es: EMLA CREMA (30 g).

La piel supone una barrera difícil de cruzar para cualquier sustancia que se aplique sobre ella, por ello es necesario seguir una serie de indicaciones para conseguir que la anestesia tenga el efecto deseado:

– El anestésico se debe distribuir de forma homogénea sobre toda la zona que se vaya a tratar.
– Tras aplicar la crema, se debe cubrir la zona con un apósito plástico, impermeable, con el fin de mejorar su penetrabilidad y evitar que se manche la ropa sobre la zona de piel a tratar. Para esta función puede servir el film transparente que se emplea en cocina para envolver los alimentos.
– Cuando la crema se aplica en zonas amplias, es necesario tener en cuenta que el anestésico se absorbe, provocando somnolencia. Se recomienda no realizar actividades que requieran concentración, como conducir o manejar instrumentos complejos, cuando estemos utilizando esta crema.
– Aplicar la crema después de la ducha o el baño, porque es cuando la piel está más limpia y ofrece menor resistencia a su penetración.
– El anestésico se debe aplicar dos horas antes del tratamiento para que haga efecto.