Según un estudio, realizado por una clínica de cirugía estética, el aumento de pecho proporciona numerosos beneficios a las mujeres que se someten a la intervención. De hecho, la mamoplastia es la intervención estética más demandada por las mujeres en nuestro país.

Los beneficios son palpables, tanto a corto como a largo plazo. Un 76% de las pacientes manifiestan una notable mejora en sus relaciones sexuales. Un 98% asegura que su imagen ha mejorado después del aumento de pecho, y un 72% ha mejorado su autoestima.

Últimamente, los especialistas se están decantando por el aumento de pecho vía axilar, ya que de esta forma la intervención no deja cicatrices visibles en la paciente. La mayor parte de las mujeres consideran excelente o buena la forma de los pecho tras la mamoplastia.

La mamoplastia de aumento permite aumentar el volumen respetando la forma original. El resultado es un pecho natural, para lo que se emplean prótesis texturadas de gel cohesivo de silicona, avaladas por la comunidad científica como el mejor implante del mercado en la actualidad. El tiempo necesario para que las pacientes comiencen a sentir el pecho como suyo, oscila entre 2 y 4 meses.

Los aumentos de pecho que se realizan hoy en día han evolucionado en gran medida, y poco tienen que ver con los que se llevaban a cabo hace años. La operación dura 1 hora aproximadamente y se realiza con anestesia local y sedación. No requiere hospitalización, lo que supone una mayor tranquilidad para la paciente, que en una semana se encontrará totalmente recuperada de la intervención. Las pequeñas molestias que se perciban durante los primeros 3 ó 4 días se pueden controlar con analgésicos.