Seleccionar página

En ocasiones, los excesos o los cambios hormonales pueden provocar aumentos de peso indeseados, lo que puede suponer un problema no solo estético, sino también de salud. Sin embargo, hay multitud de formas de bajar una talla para sentirse a gusto sin dejar de estar saludable.

Para averiguar cómo adelgazar de forma inteligente, existen tratamientos estéticos corporales específicos para cada zona, siendo los más habituales son para reducir la grasa abdominal. Estos métodos, unidos a una dieta para bajar de peso, pueden resultar tremendamente efectivos para adelgazar de forma saludable. A continuación, trataremos las principales técnicas para combatir este problema.

De forma segura y efectiva se pueden conseguir grandes resultados, ya sea con técnicas para eliminar la grasa sobrante, combatir la celulitis y la flacidez o incluso con tratamientos corporales de posparto, que ayudarán a devolver la figura deseada.

Tratamientos para bajar una talla

Un tratamiento para adelgazar y combatir la flacidez, la celulitis y la grasa localizada en determinadas zonas del cuerpo de manera efectiva es la carboxiterapia. Es un método no invasivo, por lo que no hay que guardar reposo tras las sesiones. Consiste en la aplicación de pequeñas infiltraciones en la piel que contienen dióxido de carbono. Este gas está presente de forma natural tanto en humanos como en animales y plantas, por lo que su uso es completamente seguro.

Con su aplicación, se consigue una mejora de la oxigenación de las células del organismo y, por lo tanto, se mejora la circulación sanguínea y la apariencia de la piel, ya que la celulitis y las cicatrices como las estrías se reducen. También puede utilizarse en otras zonas del cuerpo, como el rostro o el cuello.

Otro de los tratamientos utilizados para la reducción de grasa y eliminación de celulitis es la mesoterapia. Consiste en la aplicación de microinyecciones en la piel con determinados medicamentos, vitaminas, aminoácidos o minerales, que se escogerán en función del resultado que quiera obtenerse y se aplicarán en tres niveles: celular, vascular o linfático.

También suelen utilizarse en este tratamiento otras fórmulas que logren una hidratación profunda de la piel, estimulando así la producción de colágeno y generando una mejora en la apariencia del cuerpo.

En tercer lugar, cabe destacar la técnica de la presoterapia. Es un tratamiento que está en auge debido a sus beneficios, tanto estéticos como para la salud. Se utiliza principalmente para la reducción de la celulitis y de la grasa localizada, aunque también tiene fines médicos como la mejora de la circulación y la reducción de arañas vasculares o edemas. Consiste en un drenaje linfático realizado con una máquina que aplica aire al cuerpo. Para ello, la persona debe introducirse en un traje que distribuye la presión de aire ejercida en las zonas afectadas.

Además de ser un tratamiento sencillo, es muy eficaz y no es doloroso, por lo que se puede tratar en multitud de zonas del cuerpo. Es un buen método también para eliminar el cansancio de las piernas y conseguir activar el sistema linfático, muy relacionado con la pérdida de peso.

La tecnología Narl es otro de los métodos utilizados para reducir tallas. Es una tecnología revolucionaria y muy novedosa que elimina, no solo la grasa subcutánea, sino también la visceral. Lo más destacable es que se consigue un gran resultado sin la necesidad de cirugía, ya que consiste en la aplicación de ultrasonidos con una determinada intensidad que inicia el proceso de lipolisis y la producción de Noradrenalina. Con esto se consigue, además de perder peso, la reducción de la celulitis y, como hemos mencionado, la eliminación de la grasa visceral, la cual puede afectar al correcto funcionamiento de los órganos.

Tratamiento corporal postparto

Por último, durante el embarazo, las mujeres ven cómo su cuerpo cambia notablemente y al dar a luz puede resultar muy diferente. Para aquellas mujeres que han sido madres recientemente y quieren recuperar su figura, se utiliza la técnica mommy makeover, que consiste en un conjunto de intervenciones de cirugía con el objetivo de recuperar la forma de los pechos, el vientre y eliminar la grasa localizada.

Para ello, se lleva a cabo una mastopexia para levantar los pechos y que puedan tener su forma inicial. También se realiza una abdominoplastia, que logra la firmeza del abdomen eliminando el exceso de piel y de grasa. Y por último una liposucción o lipoescultura, para esculpir la forma del cuerpo y reducir la talla.

Estos son los principales tratamientos utilizados para bajar una talla. Todos se realizan con la mayor calidad y la seguridad de contar con profesionales especializados. Todos ellos, combinados con un estilo de vida más saludable y una dieta equilibrada, dan resultados muy efectivos y duraderos a largo plazo.

¿Cuándo empezar a controlar nuestro peso?

Los gimnasios y los centros médicos ven, generalmente, un aumento de la demanda a principios de año y en verano, como oportunidad para cumplir los propósitos de año nuevo o la operación bikini. Estas personas buscan un recurso que les ayude a adelgazar fácilmente.

Viendo las restricciones, acaban abandonando la dieta (que suele ser carente de los nutrientes necesarios) y el deporte. Por eso, es importante dejarse guiar por profesionales en nutrición y dietética de una clínica de adelgazamiento, que miren por nuestra salud y busquen resultados permanentes.

Control de peso mediante dieta

Si el objetivo es reducir nuestro peso, no debemos atarnos a cualquier dieta adelgazante o “dieta milagro“, sino que debemos plantear un cambio total de hábitos alimenticios. Esto es conocido como la “reeducación alimenticia”, que podemos seguir con estas pautas:

  • Estableciendo metas fáciles de cumplir, realistas.
  • Eligiendo los alimentos adecuados y sin saltarnos las comidas. Nuestros gustos alimentarios pueden influir en la decisión, lo que facilitará que continuemos por más tiempo con los nuevos hábitos alimenticios.
  • Tratando de ser constante. Recuerda: No debes plantearte esto como una dieta, sino como un nuevo hábito de alimentación.

Especialistas en control de peso

Para perder peso es necesaria la ayuda personalizada de especialistas en el control de peso. A través del historial alimenticio y de análisis genéticos, podrán conocer las causas del sobrepeso y buscar una solución. No es cuestión de pasar hambre, sino de reeducar al cuerpo.

Sin la supervisión de un experto, una dieta puede acarrear desequilibrios y carencias que, a largo plazo, resultan perjudiciales para la salud.

En Instituto Médico Estético ofrecemos dietas personalizadas que se adaptan a la forma de vida de cada paciente. Realizamos estudios exhaustivos para determinar sus problemas alimenticios y le ayudamos a obtener unos buenos hábitos alimenticios y recuperar la figura de forma rápida y segura. Además, ¡la 1ª consulta es gratuita!

Control de peso con ejercicio físico

Y si al hecho de seguir unos buenos hábitos dietéticos equilibrados y una disciplina diaria en la comida, le añades un plan de ejercicio moderado o la práctica de una actividad física, se mejora el tono muscular y la pérdida de peso se reflejará de inmediato en la báscula. Además, muchas personas experimentan una mejora a nivel psicológico: se sienten mejor consigo mismos y aumentan su autoestima.

Bajar de peso mediante una liposucción

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de grasa del paciente, esa grasa que no responde al ejercicio ni a las dietas. El punto fuerte de esta operación es que las células grasas se eliminan para siempre. Así, la liposucción se ha convertido es una técnica perfecta para aquellas personas que quieren remodelar su cuerpo rápidamente. Para hacerlo con seguridad, debes confiar en cirujanos miembros de la SECPRE.

 

¿Deseas perder peso? Ponte en contacto con nuestro equipo.