Es considerado el método más utilizado en las últimas dos décadas por las mujeres, pero cada vez son más quienes recurren al bótox para hombres como tratamiento contra el envejecimiento.

El bótox es el tratamiento líder para las arrugas del hombre

Existen en la actualidad muchas variedades de inyectables, pero el bótox es el más demandado de todos. Es el líder porque sus resultados son muy efectivos y su aplicación, muy sencilla. Además de dar como resultado una apariencia más joven, es un método no quirúrgico y no invasivo.

Con el bótox se tratan los surcos de la parte superior del rostro, las líneas de expresión, los pliegues y arrugas más profundas del rostro superior. Y es un procedimiento que se puede combinar a la perfección con otras técnicas y con los mejores tratamientos para la cara, para lograr un rejuvenecimiento más completo.

El bótox es una marca aprobada como un tratamiento seguro, muy eficaz y recomendado como tratamiento facial antiarrugas. Esta sustancia está derivada de la toxina botulínica tipo A y actúa interrumpiendo la comunicación entre los músculos y los nervios del área a tratar, provocando una parálisis temporal que ralentiza el proceso de envejecimiento.

El bótox para hombres

El envejecimiento es un problema que no solo afecta a las mujeres. Cada vez que un hombre gesticula con los músculos de la cara, está permitiendo que la musculatura deje marcas del paso del tiempo sobre su piel.

Los hombres sufren también problemas de autoestima con la aparición de arrugas y líneas de expresión y esto puede incidir en muchos los aspectos de la vida. Se suavizan las líneas de expresión existentes y se previene la aparición de más arrugas.

Cada vez más hombres deciden aplicarse bótox porque son conscientes de la importancia de la imagen. Se preocupan cada vez más por su aspecto y consideran que el bótox es un método eficaz para ralentizar el paso del tiempo.

¿Cómo reducir las arrugas de la cara de un hombre?

Si nos decidimos a optar por las inyecciones de la toxina botulínica, tendremos que acudir a un médico profesional cualificado de la medicina estética para que nos asesore del procedimiento a la perfección.

El tratamiento será planificado teniendo en cuenta nuestras necesidades personales. El personal sanitario, además, nos recomendará la frecuencia con la que tendremos que acudir a retocarnos. El bótox es muy duradero pero no es un tratamiento permanente, por lo que tendremos que acudir para volver a inyectarnos de forma periódica.

Durante el tratamiento se inyectará en los músculos clave para ralentizar y detener el efecto del paso del tiempo. Es un procedimiento que no causa dolor.

Una importante ventaja es que los efectos del bótox se perciben casi de inmediato. Al relajarse el músculo, la superficie de la piel se suaviza, disminuyendo todas las líneas de expresión y arrugas. Los resultados completos se alcanzan al cabo de una semana, luciendo un rostro rejuvenecido.

¿Cuándo comenzar?

Aunque no existe una edad determinada, lo ideal es comenzar en torno a los 30 o 35 años, para de esta forma atenuar los primeros signos de envejecimiento que se suelen presentar a partir de la década tercera y además tiene una función preventiva a la formación de arrugas.

La clave para mantener el efecto del botóx es cuidar la piel de forma equilibrada. Para lograrlo es importante contar con una dieta rica en vitaminas C y E y rica en antioxidantes; también prevenir, con el uso diario de protector solar, el fotoenvejecimiento; y, por último, no olvidarse de hidratar la piel con sueros nutritivos o cremas, para aumentar el volumen de la dermis, mejorando los efectos de la toxina botulínica.

¿Qué se debe tener en cuenta?

Frente

Las arrugas de la frente de los hombres son unas de las más visibles. La manera de tratar esta zona es inyectando bótox en la frente del hombre, diluyendo más o menos según la preferencia del paciente, ya que muchos solo buscan atenuarlas.

Cejas

Las cejas deben quedar gruesas, rectas, planas y bajas en los hombres. Por ello, el tratamiento se realiza con bótox en el arco de la ceja más concentrado y se evita pinchar el extremo de la ceja para que no se arquee y eleve, para eliminar las arrugas en los ojos del hombre sin feminizar la mirada.

Nunca es tarde para poder recuperar la juventud del rostro. Lo más importante es ponerse en manos de una clínica profesional de la medicina estética para que nos asesore sobre todo lo que el bótox para hombres puede hacer por nosotros. El antes y después del bótox para hombres es muy visible y suele ser dar resultados igual de satisfactorios que a las mujeres.