La caducidad de los equipos para depilación láser influye en tu tratamiento
Seleccionar página

¿Alguna vez te has preguntado cuánto pueden durar los equipos para depilación láser? Como cualquier otro aparato, los equipos de fotodepilación o depilación láser también se quedan obsoletos. La diferencia es que el propietario no debe esperar a que se rompan para cambiarlos, ya que su uso va orientado a la medicina estética y sino ponen en riesgo la salud de la piel de los pacientes.

Sin embargo, la realidad es que muchos centros de belleza siguen empleándolos, aunque ya no funcionen como debiesen. Y es el paciente quien debe conocer la caducidad de los equipos para depilación láser para, de este modo, tener cuidado y diferenciar cuándo le están realizando un tratamiento con un aparato demasiado antiguo.

La edad de los equipos para depilación láser

La aparatología y equipos para la depilación láser pueden fallar o estropearse por diversas razones, pero, en general, pierden intensidad porque se agotan el número de pulsos o disparos que tiene el aparato para que el tratamiento sea efectivo, además de la potencia necesaria, debido a la propia antigüedad del producto.

El técnico encargado del aparato en cuestión deberá renovar o restaurar la luz cuando compruebe que se están agotando el número máximo de disparos de la lámpara para que el láser cumpla su correcta función.

La prueba

De cara a la persona que vaya a iniciar un tratamiento de fotodepilación o ya esté realizándose las sesiones, debe saber cuando el centro le está ofreciendo un tratamiento con todas las garantías en los resultados a través de un equipo moderno que cumpla todas sus capacidades intactas.

La prueba más básica de que el láser ha funcionado correctamente estaría en que tras una sola sesión, el vello que comience a crecer de nuevo en la zona corporal depilada debe caerse. Pero si se observa que crece como habitualmente significa que no se ha eliminado y que la máquina no está en perfecto estado.

La garantía

Un gran número de centros, debido al gran coste de los equipos para depilación láser, aprovechan hasta su último rendimiento los aparatos, y al no ser efectivos, reducen el precio de las sesiones, vendiéndolas como las más económicas.

Por lo que no hay que confiarse con ofertas demasiado baratas, puesto que probablemente se deba a que los aparatos han dejado de funcionar. La caducidad de los equipos para depilación láser solo provoca pérdida de tiempo, dinero y riesgos en la salud. Por eso, hay que asegurarse de que las máquinas están renovadas o sean de última generación. Es el único modo de obtener unos resultados efectivos, seguros y permanentes.

Fuente: Agencias y Medios Especializados.