Hasta hace pocos meses, la rinoplastia era la cirugía facial más demandada por los españoles. Sin embargo, la cirugía de párpados ha escalado posiciones en el ranking, colocándose en primer lugar en los últimos tiempos.

La blefaroplastia supone el 50% de las intervenciones faciales de estética, seguida de la rinoplastia, con el 30%. Estos datos han sido facilitados por los expertos que han acudido al 59 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico Facial (SEORL PCF), que se ha celebrado en Tarragona.

La cirugía de párpados se utiliza para eliminar las señales de envejecimiento que aparecen en el contorno de los ojos. Suprime las bolsas de grasa y el descolgamiento de la piel.

Después de la blefaroplastia y la rinoplastia, las intervenciones más solicitadas son el lifting facial y la otoplastia, que cada una de ellas constituyen un 10% de la demanda total. Los expertos señalan que el cambio de tendencia es debido al nuevo perfil de los pacientes. La edad media de los pacientes ha bajado de los 45 a los 35-40 años. Las mujeres, principales clientes de las operaciones estéticas, acuden a un especialista tan pronto como descubren en su rostro las primeras señales del envejecimiento.

El incremento en la demanda de la cirugía de párpados tiene mucho que ver con que se trate de una operación poco agresiva, y el período de recuperación no sobrepasa los 2 ó 3 días. La mayor parte de los demandantes de esta técnica, como de casi todas, son mujeres. Solamente 1 de cada 10 personas que se someten a una blefaroplastia es un hombre.