Una vez detectado un problema de varices en las piernas, no lo debes pasar por alto. Ponte en manos de un especialista cuanto antes para solucionarlo. Hoy en día, las opciones de prevención y curación son múltiples. Según tu estado en concreto puedes realizar un tratamiento u otro, desde una simple consulta médica, pasando por un tratamiento corporal, a una intervención quirúrgica, para los casos más avanzados. Si este último es el tuyo, opera las varices y acaba con ellas definitivamente.

Elimina las varices en las piernas

En base a tu situación particular, la localización de tus varices, su tamaño y la dilatación de las mismas, el especialista te recomendará el método más adecuado y, si es necesario, tu paso por el quirófano.

En caso de pequeñas varices en las piernas o arañas vasculares, existen sencillos tratamientos no invasivos ni quirúrgicos, como son la escleroterapia o fotoesclerosis, como fórmula para acabar con las microvarices.

Pero cuando las varices ya han adquirido un mayor tamaño se utiliza la esclerosis con microespuma y la cirugía, sin duda, uno de las intervenciones más efectivas y realizadas por hombres y mujeres para terminar con los graves problemas que acarrean las varices.

En nuestra clínica, te valoraremos y te asesoraremos siempre con los máximos criterios de calidad y bajo la mayor seguridad, ante esta importante decisión y te indicaremos si te conviene un tratamiento u otro.

Operación de varices en las piernas

En ocasiones, has intentado todas las técnicas previas pero el único recurso que te queda es dejarte en manos del cirujano. A partir de ahí, analizará cuál es el método más apropiado según tus características, ya que actualmente existen diversos tipos de cirugía para las varices.

En general, una operación de varices en las piernas consiste en la ruptura de la vena más grande y de sus dependientes o colaterales. Más allá, hay operaciones más ‘agresivas’ para el cuerpo y otras más armoniosas, que permiten un postoperatorio más llevadero, con una recuperación más rápida y menos dolorosa. Infórmate y consulta en todo momento a nuestros expertos.

El beneficio es especialmente alto. Lograrás una mejora considerable en tu salud sin más dolores con una regulación de la circulación sanguínea, además de una mejora en tu apariencia estética.