Seleccionar página

Para adelgazar la cara, debemos conocer en primer lugar qué es la grasa. Esta acumulación de sebo requiere un cuidado especial y, sobre todo, tener los conocimientos necesarios sobre cómo adelgazar la cara en los hombres y las mujeres.

La piel grasa puede acumularse en la cara y en el cuello cabelludo y puede resultar una fuente de complejos y malestar, ya que puede dar la sensación de tener más peso del que se tiene, en una zona tan visible como el rostro.

Estos son algunos de los tratamientos más efectivos y, por tanto, más demandados, para adelgazar la cara.

¿Por qué confiar en la mesoterapia facial?

Un procedimiento para disminuir la papada sin cirugía es apostar por la mesoterapia facial. Este procedimiento se encarga de rejuvenecer y restaurar la piel con exceso de grasa con la finalidad de aportar un aspecto elástico, tonificado y firme. A su vez, la gran ventaja que observan los pacientes que ya la han probado es que los beneficios obtenidos son totalmente naturales.

En el proceso, lo que se suele hacer es trabajar de forma manual o con la ayuda de una inyección para administrar la dosis medicamentosa adecuada. Existen otro tipo de técnicas medico-estéticas para ello en una primera consulta sin compromiso el especialista elegirá la mejor opción, ya que este tipo de terapia requiere de un buen equipo de profesionales, como los que contamos en el Instituto Médico Estético.

Lo que consigue la mesoterapia es fácil de entender. En primer lugar, y, para comprenderlo, debemos fijarnos en el resultado que proporciona al ser una inyección intradérmica los beneficios se multiplican, dado que mediante los principios activos penetran a través de la inyección logrando actuar de óptima.

Este método utiliza diferentes sustancias, tales como el ácido hialurónico y diferentes vitaminas, etc. Este ácido resulta idóneo para conseguir que la piel se hidrate en profundidad. También es muy positivo en cuanto a la duración del tratamiento y al aspecto luminoso que se consigue. En ocasiones, se apuesta por el uso de aminoácidos y antioxidantes, aparte de la correspondiente mezcla de las vitaminas antes mencionadas.

Cuando lo que se pretende es estimular la producción de colágeno, empleamos el silicio orgánico para fortalecer la estructura de la piel. Un tipo de molécula llamada péptido se utiliza como método de última generación en la regeneración de las diferentes pieles con grasa.

El estado de la piel para lograr adelgazar la cara

Grado 1

El grado 1 de las pieles con exceso de grasa hace referencia a personas con 30 años de edad, aproximadamente. El primer síntoma es la pérdida de hidratación y la ausencia de un aspecto terso en la piel. El mejor tratamiento para esta situación es recurrir a la mesoterapia facial con ácido hialurónico y diferentes vitaminas.

Grado 2

El siguiente grado se corresponde con personas de más de 40 años de edad. La textura de la piel es la misma pero con cambios que comienzan a mermar la firmeza. Igualmente, empiezan a evidenciarse diferentes descolgamientos faciales. Para atajarlo, la solución idónea es un tratamiento con los péptidos mencionados anteriormente.

Grado 3

El tercer grado aparece en las personas con 50 años de edad. Aquí sí que cambia la textura de la piel y los pómulos empiezan a perder su proyección. La piel también queda más frágil y con una densidad escasa. Para su correspondiente tratamiento empleamos el hialurónico lineal con otras combinaciones de sustancias nutritivas. La función es totalmente regeneradora.

Grado 4

El cuarto y último grado de piel tiene presencia a partir de los 60 años de edad. El cutis presenta un aspecto de pérdida total de su soporte. El tratamiento debe redensificar el propio soporte de la estructura.

Los precios de la mesoterapia facial

Los precios de la mesoterapia facial dependen de muchos factores, en gran medida, de la técnica utilizada y de la edad del paciente. El precio medio ronda los 160 euros, quedando claro que es económico si recordamos que los resultados son inmediatos. Además, en clínicas como Instituto Médico Estético completan el tratamiento con un servicio de financiación de hasta 5 años.

El antes y después de la mesoterapia facial se empieza a notar desde la primera sesión. El número de sesiones suelen ser de unas 4 por paciente y con una duración de 30 minutos por sesión. Tras la primera sesión, el paciente comienza a apreciar que su piel presenta brillo, pero sin ningún efecto artificial.

Un aspecto que merece nuestra atención es que antes de la sesión si el paciente lo requiere se podría aplicar una crema con anestesia en la cara y en el cuello. Esto se realiza con la finalidad de que el paciente sienta comodidad y se eviten las diferentes molestias que podrían aparecer sin anestesia.

En definitiva, la mesoterapia facial es una solución efectiva para todo tipo de pieles o si existe acumulación de grasa. Tan solo debemos saber elegir al profesional capacitado para implementarlo. Los resultados obtenidos merecen la pena.