Adiós a la ginecomastia, demos la bienvenida al tórax firme y plano | IME
Seleccionar página

Entre el 40 y el 60 % de los hombres padece ginecomastia. Por ello, en este artículo hablaremos de cómo conseguir un tórax plano y firme en nuestra clínica estética de Barcelona con una de las intervenciones más demandadas del género masculino.

¿Por qué crecen los senos de los hombres?

La ginecomastia sucede por el agrandamiento del tejido del pecho en hombres y niños. Puede afectar a uno o ambos pechos y suele estar provocada por un desequilibrio hormonal. 

Antes de la pubertad no existe una clara diferenciación entre las glándulas mamarias masculinas y femeninas, pero a partir de aquí, los cambios hormonales favorecen su desarrollo en la mujer. Mientras, en el varón, la concentración de estrógenos es baja y predominan los andrógenos, por lo que las glándulas no se desarrollan.

Ginecomastia: cómo afecta al hombre

De forma general la ginecomastia no es un grave problema, pero quienes padecen esta afección, en algunas ocasiones sienten dolor y pueden llegar a sentir vergüenza. Es posible que este problema desaparezca solo pero, si persiste, puede recurrirse a tratamientos médicos o cirugía.

¿Cómo saber si se tiene ginecomastia?

Su síntoma principal es el visible aumento de la glándula mamaria pero, dependiendo de su origen, habrá otros asociados. Por ejemplo, en algunas ocasiones es habitual la secreción de leche a través de los pezones, lo que indica que se tiene hiperprolactinemia.

Para el diagnóstico, será necesario realizar:

Historia clínica: en la que recopilaremos datos acerca del consumo de fármacos y sustancias que puedan interferir o provocar el crecimiento de las mamas.

Exploración física: en la que hay que descartar que la ginecomastia sea consecuencia de la obesidad. 

Analítica sanguínea: en el caso de ginecomastias persistentes o por causas que no se hayan podido determinar durante la anamnesis o la exploración física. 

Principales causas

Las causas principales que pueden producir una ginecomastia patológica son variadas.

– Producción excesiva de estrógenos.

– Insuficiente producción de testosterona.

Fármacos, que son la causa más frecuente en ginecomastia secundaria. 

causas ginecomastia

Pautas a seguir

Para determinar el tratamiento hay que tener en cuenta una gran cantidad de factores como su causa, duración o severidad. Según el tipo de paciente, se diferenciarán los tratamientos de la siguiente manera:

Adolescentes: observación y evaluaciones periódicas cada tres o seis meses (ya que suele desaparecer por sí misma). Pero si supone una reducción de la autoestima o complejos en el joven, se puede utilizar tamoxifeno, que presenta grandes resultados en cuanto al dolor asociado, la reducción del tamaño o su remisión completa.

Adultos: principalmente se recomienda observación y seguimiento si es consecuencia de un trastorno subyacente. Si tras 6 meses persiste, se recomienda un tratamiento con fármacos y, si tras uno o dos años no desaparece y supone un gran complejo, se recomienda la cirugía plástica.

¿Cómo es la intervención de cirugía estética?

En función del tipo de ginecomastia y de otros factores, el cirujano especializado determinará el tipo de intervención más adecuada en cada caso. Normalmente puede ser de dos tipos:

Cirugía abierta mediante una incisión en la areola para eliminar el exceso de tejido.

Liposucción para eliminar la grasa no deseada.

En la mayoría de ocasiones se suelen utilizar las dos técnicas para garantizar el mejor resultado.

La intervención se puede realizar con anestesia general o con anestesia local y sedación, tiene una duración de unos 40 minutos y, para llevarla a cabo, se realiza una incisión pequeña bajo la areola hemicíclica y unas pequeñas incisiones para la liposucción. Al finalizar, el paciente necesitará un vendaje especial durante una semana y guardar reposo.

A los diez días se retiran los puntos y el resultado definitivo se obtiene al mes de la intervención.

Tratamientos corporales para reducir la grasa pectoral

La estética masculina es cada vez más demandada y, por eso, en nuestras clínicas hemos desarrollado un departamento específico para tratar sus necesidades. De entre todos los servicios que podemos ofrecer en el caso que nos ocupa, destacamos dos por encima de todos los demás:

Adelgazamiento: nuestros especialistas nutricionales diseñarán un plan personalizado y sin efecto rebote para controlar el peso con buenos resultados y poco esfuerzo.

Reducción de la grasa localizada: los tratamientos corporales para conseguir un tórax plano y firme pasan por esa dieta saludable ya mencionada, junto con una serie de tratamientos como la radiofrecuencia corporal, termosudación, presoterapia o mesoterapia.

En definitiva, acudir a IME es una garantía de satisfacción, porque somos líderes del sector y contamos con más de 20 años de experiencia que nos permiten combinar las mejores técnicas para conseguir resultados naturales, duraderos y rápidos. Contacta con nosotros para una primera evaluación y consigue de una vez por todas el tórax que siempre has querido.