Cuando una mujer vive nueve meses embarazada y el período de la lactancia el cuerpo necesita ser especialmente cuidado, ya que afecta a dos personas. Pero tras el embarazo, también necesita cuidarse a una misma. Y recuperar la figura que se tenía antes no es tan sencillo. Pero hay centros médico estéticos especializados que ayudan a llevar a cabo un plan post parto de control de peso, beneficioso para la salud y la propia imagen como nueva madre.

Recuperar la figura, la tersura y la textura de la piel tras dar a luz es complicado. Pero hoy en día, existen numerosos tratamientos que pueden solucionarlo. Los expertos en la materia pueden aconsejar cuál es el más eficaz y adecuado para cada mujer.

Esperar unos meses

Eso sí, durante la lactancia no se debe realizar ningún tratamiento estético ya que puede perjudicar al bebé o surgir efectos secundarios, con la excepción de una dieta hipocalórica ligera siempre que esté muy controlada por un médico.

 Aún en el caso de no ser lactante, habrá que esperar como mínimo unos tres meses después del parto para que pueda comenzar con un tratamiento reafirmante, de los más recomendados, o una dieta de control de peso, para prevenir posteriores problemas de salud.

El mejor remedio, una dieta proteinada

El embarazo suele acarrear exceso de peso. Y para bajarlo, el remedio más eficaz y rápido es la dieta proteinada. Es un método totalmente natural basado en la toma de proteínas de origen vegetal sin aditivos ni otras sustancias cuyo objetivo es la reeducación alimenticia cuidando la salud de la madre por encima de todo.

Esta dieta debe ser controlada por personal médico especializado y ajustada personalmente a cada mujer según su caso particular. Y de este modo, se adapta a las necesidades de cada organismo en cada momento del día y cada modo de vida, aportando vitalidad, buen humor y controlando la sensación de hambre, elementos importantísimos en un período así.

Dieta rápida, eficaz y sana

Con este método de control de peso, se puede conseguir reducir seis kilos en un solo mes, pero de forma paulatina, obteniendo unos unos resultados beneficiosos tanto para la figura como para la salud, a través de un seguimiento periódico por parte de los especialistas. Así como sus posteriores consejos tras el tratamiento, de cara a mantener hábitos alimenticios que impidan recuperar el peso perdido una vez incorporada a la vida diaria como madre.

Fuente: Agencias y Medios Especializados.