Aunque pueda parecer algo sin importancia, verdaderamente la tiene: es primordial saber cuál es la mejor época para la depilación láser. Pues estar bien informados nos puede evitar algún que otro susto, además de ayudar a que el tratamiento de belleza sea mucho más eficaz.

Es indiscutible que la depilación con láser es una de las más eficientes que existen hoy en día, porque ataca directamente la raíz del pelo. Esto hace que sea mucho más efectivo que otros métodos de depilación, ya que la mayoría no vuelve a salir, y, si lo hace, es mucho más debilitado.

Pero hay que tener en cuenta una serie de cuestiones: el láser funciona mejor en vello oscuro y en piel blanca, o bastante clara. Esto es porque con piel bronceada, y pese a los avances en los nuevos modelos, se puede dañar la piel. Esto se puede evitar teniendo información y atendiendo a las recomendaciones de los expertos.

¿Cuál es la mejor época para la depilación láser?

Por varios motivos, la mejor época para hacer la depilación con láser es durante todo el invierno, o el principio de la primavera, épocas en las cuales nuestra piel ya habrá perdido totalmente, o en gran parte, el bronceado del verano. Es por tanto que estará más blanca y en las condiciones óptimas para hacer este tipo de depilación, minimizando así la posibilidad de sufrir daños en la piel y ayudando a que la descarga del láser llegue más fácilmente a su objetivo, que no es otro que el folículo piloso.

También es interesante dejar crecer un poquito el vello antes de proceder a la depilación con el láser o luz pulsada, pues, de ese modo, conducirá mejor la descarga hasta la raíz, terminando definitivamente con cada pelo, atacando en la raíz y maximizando los resultados de cada sesión.

Otro motivo por el que se debe elegir la época de finales de invierno o principios de primavera para usar el láser como método de depilación, es que se debemos esperar al menos dos semanas después de la depilación antes de tomar el sol. El motivo es porque la piel queda más sensible y la exposición a las radiaciones solares podría dañarla la exposición a las radiaciones solares y, una depilación de este tipo en verano u otoño podría privarnos de disfrutar de tomar esos placenteros baños de sol que tanto nos gustan.

Si elegimos esta época para hacer la depilación, entraremos en la época cálida con la piel libre de ese antiestético vello.

Además, este método de depilación se puede espaciar durante varios meses, por lo que nos permitiría disfrutar del verano sin problemas.

Consejos para la depilación láser

Hay una serie de pautas que debemos seguir a la hora de optar por la depilación con láser para que nuestra piel no sufra ningún tipo de daños.

  • La piel de la zona que vamos a depilar no debe estar recién bronceada. Se recomienda no tomar el sol los treinta días anteriores a las sesiones con láser, en el caso de piel clara. Si hablamos de piel morena, el tiempo que debe transcurrir desde la última exposición a la radiación solar hasta la depilación se multiplica por dos.
  • Cada tipo de pelo se debe de tratar con un tipo de láser diferente. No es lo mismo un pelo grueso y oscuro que uno fino y más claro. El primero captaría más fácilmente la descarga y sería por tanto más sencillo de eliminar. Por tanto, que el vello esté presente durante las sesiones de depilación con láser es muy importante. Es decir: no se debe arrancar el pelo en los días previos a la depilación, pues esto restaría eficacia a este método.
  • Las sesiones con láser se pueden espaciar en periodos de tiempo con intervalos de tres meses aproximadamente. Así como con el avance de las aplicaciones y el crecimiento debilitado del pelo, estos períodos se pueden espaciar a dos veces al año, e incluso puede ser suficiente con una única sesión anualmente.
  • El rasurado del vello y el empleo de métodos que no implican arrancar el pelo de raíz, además de mantener la piel limpia, mientras esperamos la siguiente sesión de láser pueden resultar favorables para las sesiones con láser, ya que ayudan a igualar el pelo y a mantenerlo activo. Esto, a su vez, ayudará a captar la descarga y a eliminarlo definitivamente.
  • Las sesiones de láser son molestas, pero aparte de la aplicación de frío en la zona a tratar, se está recurriendo a las cremas anestésicas para zonas de mayor sensibilidad. Este tipo de cremas requieren de receta médica y se deben de aplicar previamente, antes de acudir a nuestra sesión de depilación.

La mejor época para la depilación láser es la época fresca. En verano se debe esperar tres o cuatro días antes de exponer la zona a la radiación solar, dependiendo de cada persona. El mejor indicador es nuestra propia piel: cuando no se observe irritada, ya sería estaría apta para tomar el sol, eso sí, con una buena protección.