Seleccionar página

El objetivo de cualquier tratamiento de depilación láser tanto en mujeres, como la depilación en hombres, es la destrucción del folículo piloso. Para conseguirlo, el láser genera calor alrededor del pigmento, llamado melanina, que contiene el tallo del pelo. La concentración de calor destruye el folículo del que nace ese mismo pelo.

La duración y número de sesiones de los tratamientos la marcan el tipo de vello y piel de la zona a tratar. Dependiendo de las zonas, varía el tiempo entre sesiones. En cada una de las sesiones solamente se elimina el vello en fase de crecimiento, ya que el tallo del pelo es el que conduce la energía hasta el folículo para ser destruido. Los folículos en reposo no tienen tallo de pelo, por lo que no pueden ser eliminados mediante la luz del láser. Por este motivo, se necesitan varias sesiones para eliminar de forma permanente el vello de una zona.

Si estás pensando en eliminar el vello de forma indolora y efectiva, descubre los beneficios de la depilación láser frente a otros métodos convencionales.

Elimina el vello de forma permanente

La mayoría de las personas ven resultados permanentes y duraderos con la depilación láser. En algunos casos, es posible necesitar un retoque unos meses o años después, pero sigue siendo una de las mejores soluciones a largo plazo.

Como mínimo, podrás conseguir una reducción permanente en el crecimiento del pelo que se vuelve más fácil de mantener con el tiempo. De hecho, un alto porcentaje de personas logran resultados de pérdida de vello permanente entre 3 – 7 sesiones, lo que hace que la depilación láser sea altamente efectiva.

Excelente rentabilidad

Debido a que es una solución a largo plazo, también es rentable. A lo largo de tu vida, puedes ahorrar cientos o incluso miles de euros, ya que no será necesario acudir a centros de depilación con cera, ni utilizar las maquinillas de rasurar mensualmente.

El precio de la depilación láser ha disminuido mucho en los últimos años y ha pasado a ser un tratamiento asequible para todos. Los resultados son muy superiores a otros tipos de depilación y el coste, y tiempo empleado, es mucho menor.

Más indoloro que otros métodos de depilación

La depilación láser es mucho menos dolorosa de lo que la mayoría de la gente piensa.

Dependiendo de tu umbral de dolor, puede que te resulte un poco incómodo, pero las sesiones son tan rápidas que a la mayoría de las personas les resulta fácil de soportar la sensación que produce el láser.

De hecho, en comparación con el resto de métodos de depilación es mucho más soportable.

La depilación conl afeitado no duele (a menos que te cortes) pero no elimina el vello de raíz. La depilación láser  es algo  más molesta pero no implica dolor. Lo máximo que sentirás es algo de incomodidad en las primeras sesiones. Además, nuestros auxiliares sanitarios aplican un gel refrescante en la zona tratada o un chorro de aire frío previo para atenuar la sensación del láser .

Mejora la suavidad y calidad de la piel

¿Cuántas veces te has depilado y después te has dado cuenta de que te has dejado pelos sueltos? Esto no ocurre con la depilación láser, puesto que el vello se elimina de forma uniforme. Esto significa que tu piel se siente suave como la seda tras la sesión láser, con el valor añadido de que acaba con la molesta foliculitis  y es muy recomendada por dermatólogos.

Y eso no es todo, incluso cuando el pelo vuelve a crecer, es más delgado y suave que antes, por lo que no se siente molesto al ser un vello grueso que provoca que la piel sea áspera.

Despídete de los pelos enquistados

Los pelos enquistados (o foliculitis) suelen aparecer tras la depilación con cera o tras el afeitado. Son toda una molestia, pero puedes prevenirlos y eliminarlos con la depilación láser. Es la mejor solución, puesto que al destruir el cabello desde la raíz, nunca tendrás que preocuparte de que esos molestos pelos vuelvan a crecer o se encrespen en el cuerpo y se encarnen.

Además, es una excelente opción para quienes tienen la piel sensible y experimentan irritación cutánea por el afeitado y la depilación.

No hay que esperar el crecimiento del vello entre sesiones

No necesitas tener el vello visible para la depilación láser. De hecho, en ocasiones antes de la sesión es aconsejable afeitarlo, a diferencia de la depilación con cera u otros métodos en los que necesitas tener una cierta longitud de vello antes de la sesión. El personal sanitario te indicará el tiempo que hay que esperar entre sesiones para optimizar los resultados, dependiendo de la zona a tratar suelen ser 3 meses o en ocasiones para zonas determinadas 2 meses pero no es necesario acudir al tratamiento con una longitud determinada.

Cómo has podido comprobar, son muchos los beneficios de la depilación láser, en comparación al resto de métodos de depilación tradicionales. Puedes disfrutar de sus ventajas, tener una piel suave y libre de pelos enquistados de forma permanente a un precio mucho más rentable.

La depilación láser debe realizarse siempre por personal sanitario cualificado. Cada tipo de piel necesita un láser diferente, por lo que es necesario que el profesional disponga de los conocimientos y la tecnología más avanzados. Puedes contactar con nuestra clínica estética en Madrid, clínica de estética Sevilla y la clínica estética Barcelona, ofrecemos una primera consulta gratuita para estudiar tu caso y recomendarte la mejor opción de depilación láser según tu tipo de piel.

× ¿Cómo puedo ayudarte?