La depilación láser es una de las técnicas más utilizadas por los hombres para eliminar el vello no deseado. A parte de las razones estéticas, existen otras prácticas, como la reducción del número de afeitados de cara a lo largo de un año.

Se ha convertido en una técnica utilizada por un elevado número de individuos que practican deporte. No se trata únicamente de estética, ya que también facilita la comodidad y la higiene en la práctica de deporte. Cualquier hombre que practique culturismo, fitness, natación o ciclismo es conocedor de los beneficios de una depilación corporal. Se consigue un mayor detalle y relieve muscular.
La depilación láser hace posible conseguir una depilación duradera y en ocasiones definitiva. Es un método rápido y muy cómodo, que además permite tratar patologías como la foliculitis.
Características de la depilación láser en hombres

– Las zonas en las que se consiguen mejores resultados en los hombres son la espalda, el tórax y la barba.

– El hombre suele necesitar un mayor número de sesiones de depilación que la mujer. Esto es debido a que su piel es más dura y tiene mayor cantidad de vello.

– El paciente pierde en cada sesión de depilación una cantidad de vello que no vuelve a salir nunca más. Sin embargo, los varones jóvenes tienen un estímulo continuo de crecimiento del vello en algunas zonas del cuerpo, entre ellas la barba. Por esta razón, una vez finalizado el tratamiento, es muy probable que sean necesarias algunas sesiones de repaso cada cierto tiempo, para poder mantenerse totalmente depilado.