Depilación láser después del sol

Vuelta de las vacaciones. Vuelta a casa, al trabajo y a la rutina. Pero un buen período para reorganizarse y plantearse la vuelta también a los cuidados corporales, de cara a la salud y a la estética. Entre ellos, la depilación láser. Pero tenemos que conocer la relación que existe entre depilación láser y sol

El otoño es una de las épocas que muchos prefieren para iniciar o reiniciar un tratamiento y acabar con el vello de forma permanente. Y los expertos también lo recomiendan, siempre siguiendo los cuidados de los especialistas en un centro profesional sanitario.

El verano ha llegado a su fin y se despide hasta el año que viene. Comienza un momento largo, con bajadas de las temperaturas, perfecto para ciertas tareas pendientes relacionadas con el cuerpo que requieren ser realizadas lejos del sol.

Por lo que si el plan es transformar la negatividad general de la vuelta de las vacaciones, para dar un cambio de 180º positivo y mejorar el aspecto, la gran opción se encuentra en la depilación láser después del sol. La piel estará radiante y, en consecuencia, la mente también. Preparados para la nueva estación en todos los sentidos.

Si se es veterana o veterano en la depilación láser, ya se conocerán los cuidados postvacacionales antes de reiniciar las sesiones. Pero nunca está de más recordarlos, sobre todo, para las personas nuevas en un tratamiento.

Cuidados tras el sol

Ante todo, la información es primordial. Y si uno ha tomado conciencia de que desea eliminar el vello de manera permanente y comenzar con un tratamiento de depilación láser después del sol, lo primero es acudir a un centro médico estético especializado donde los expertos le indicarán todos los pasos necesarios a seguir.

1) Entre los mismos, se debe dejar pasar cerca de mes y medio antes de acudir a la sesión, si se ha tomado el sol durante el verano o se está bronceado. Es básico esperar a que haya desaparecido cualquier rasgo de los rayos solares en la piel, puesto que sino puede ser peligroso para la salud y correr el riesgo de sufrir quemaduras al incidir el láser sobre la melanina más morena.

2) Además, es preferible no depilar de raíz el pelo de la zona que se vaya a depilar, simplemente rasurarla con una cuchilla por ejemplo, para que los resultados de la depilación sean más eficaces.

3) Y, por supuesto, que el especialista haga un análisis previo de la piel y el vello, para aplicar el tipo de tratamiento con láser más apropiado, ya que hay diversos, y cada uno de ellos se amolda de la mejor manera posible a cada paciente.


Por lo que hay que aprovechar y realizarse la depilación láser después del sol para obtener una piel suave y sin pelo durante todo el año y definitivamente.

Fuente: Agencias y Medios Especializados