Hasta un 90% del vello se puede reducir gracias a la depilación para hombres , después de realizarse el tratamiento completo, que suele oscilar entre 6 y 8 sesiones.

Es imprescindible recibir varias sesiones ya que el láser sólo destruye los pelos que están en crecimiento en ese momento, el mejor resultado se alcanza cuando se realizan las sesiones en intervalos regulares.

Actualmente se usan dos métodos de fotodepilación: por Láser que elimina el vello por medio de una luz monocromática y con una longitud de onda fija y por LPI (Luz Pulsada Intensa) que usa una luz de diferentes colores y longitudes de onda, los cuales se utilizan dependiendo del tipo de piel y el tono de vello, en algunos casos conviene combinar los dos métodos para obtener mejores resultados.