¿Cuál es la diferencia entre depilacion laser y fotodepilacion?

En la actualidad, es muy frecuente confundir los distintos métodos de depilación láser. En este post vamos a explicar la diferencia entre los dos métodos más conocidos: la depilación láser y la fotodepilación.

La diferencia entre depilación láser y fotodepilación, es que se ha asociado la fotodepilación con los sistemas de depilación con luz pulsada, cuyos equipos son diferentes a los de la depilación láser. Sin embargo, la depilación láser también es una técnica para eliminar el vello no deseado con luz.

Según esta definición, la depilación láser sería una técnica de fotodepilación.

En realidad, la diferencia que tenemos que tener clara es la que existe entre la depilación láser y la luz pulsada intensa.

El equipo de depilación láser se caracteriza por emitir una luz pura, de un único color, en la que todos los fotones que la integran viajan a la misma longitud de onda y se desplazan en línea recta. Esta luz se absorbe mejor, porque es pura.

El equipo de Luz Pulsada Intensa (IPL) emite una luz mixta, compuesta por muchos tipos de fotones que viajan a múltiples longitudes de onda. La luz se desplaza en todas las direcciones y se puede controlar el tipo de luz que se emite a través de filtros.

¿Qué ventajas e inconvenientes existen entre la depilación láser y la depilación de luz pulsada?

Depilación láser: Los equipos de láser son herramientas muy precisas, muy exactas para determinadas tareas. Tienen la capacidad de influir únicamente sobre el elemento con el color para el que se ha diseñado el equipo, protegiendo el tejido circundante. No obstante, en esta exactitud y precisión, que es su gran virtud, también está su principal limitación, ya que cada láser sirve exclusivamente para un solo tratamiento. Para poder realizar distintos tratamientos es necesario disponer de un amplio conjunto de equipos.

Depilación Luz Intensa Pulsada (IPL): Los equipos de luz pulsada son menos precisos, pero al mismo tiempo son muy versátiles, debido a la variedad de tipos de luz que podemos emplear. Existen muchos casos en los que el tratamiento puede resultar más eficaz que con láser. Su principal ventaja es que se pueden tratar más tipos de piel y pelo. Su principal desventaja es que son menos precisos que el láser y que pueden irritar más la piel.