Conoce los diferentes usos del ácido hialurónico y sus beneficios | IME
Seleccionar página

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en una gran cantidad de órganos y de tejidos de todo nuestro cuerpo. Sin embargo, con el paso del tiempo, su presencia va disminuyendo, lo que provoca que la piel pierda poco a poco hidratación y se produzca la pérdida de su firmeza y de su elasticidad.

El ácido hialurónico y sus beneficios

Dentro de nuestros cartílagos, tejido conectivo, ojos o líquido sinovial se encuentra el ácido hialurónico, aunque en torno al 50 % está en la propia piel. Una de sus principales propiedades es que es capaz de atraer y retener el agua, lo que mantiene el organismo en buenas condiciones.

Su principal función es la de unirse al agua y lubricar todas aquellas partes móviles del cuerpo como los músculos y las articulaciones.

De entre sus principales beneficios podemos destacar los siguientes:

Hidrata la piel. Es capaz de asegurar una hidratación permanente debido a que, como cuenta con propiedades hidratantes, facilita la atracción y retención en las dos capas de las que está formada nuestra piel, la dermis y la epidermis.

Reafirma la piel. Ayuda al mantenimiento y a la restauración de nuestra firmeza que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo. Esto se debe a que el ácido estimula la producción de colágeno, la proteína principal para conseguir regenerar los tejidos.

Rellena las arrugas. Permite disminuir los surcos de expresión y las arrugas porque genera una estructura subcutánea en forma de malla. Esta malla ejerce en las capas más profundas de la piel un efecto tensor, actuando como relleno.

Suaviza la piel. Debido a sus propiedades hidratantes, consigue que la piel esté reafirmada y humectada. Esto a simple vista nos aporta un aspecto más liso, pero también se nota al tacto.

– Complemento perfecto para tratamientos estéticos. Si nos vamos a someter a algún tratamiento de rejuvenecimiento facial, este ácido aplicado en forma de crema o sérum nos ayudará a mantener los niveles de firmeza, suavidad, volumen e hidratación de la piel.

Tratamientos faciales con ácido hialurónico

Es el rey de los tratamientos antiedad porque consigue efectos visibles sin que tengamos que recurrir a una cirugía. De hecho, hay una gran cantidad de tratamientos faciales en los que se incluye.

1. Restylane lip. Cada vez hay más tratamientos que no están únicamente destinados al tradicional relleno de los labios. Ahora también se realizan con la finalidad de mejorar la hidratación. Con esta solución se busca un rejuvenecimiento de los labios sin que tengamos que recurrir al aumento de volumen.

2. Más labios. Aunque la hidratación comience a ganar terreno, no nos podemos olvidar tampoco del aumento de volumen. Lo más habitual hoy en día es aumentarlo en la parte inferior del labio, manteniendo una mayor ligereza en el arco de cupido y en el contorno.

3. Mesoterapia facial. Es un tratamiento donde se realizan micropunturas con este ácido para conseguir aportar una mayor luminosidad a la piel. Es uno de los tratamientos que está ganando más fama.

4. Rinomodelación sin cirugía. Hace tiempo esto parecía una quimera, pero esta sustancia puede ser aplicada en una gran variedad de zonas para conseguir los efectos deseados.

5. Ácido anticelulitis. Es el primer tratamiento que se realiza de forma no invasiva y que ha sido capaz de eliminar la temida piel de naranja. Otro de los tratamientos es rellenar los poros que se forman con la celulitis con este ácido.

6. Tratamientos en el pelo. Los beneficios no se quedan únicamente en la piel. Han llegado también a la parte de arriba de nuestra cabeza. Sus efectos son el rejuvenecimiento del pelo, una mayor hidratación, brillo y suavidad.

beneficios ácido hialurónico

Tratamientos corporales con ácido hialurónico

En lo que se refiere a los tratamientos corporales con el ácido hialurónico, hay una gran variedad de opciones.

1. Tratamiento anticelulítico. Con este tratamiento conseguimos reducir la celulitis de una forma considerable. Se combina con otros procedimientos como la utilización de un láser de luz fría y la presoterapia.

2. Tratamiento reductor y reafirmante. La grasa sobrante de nuestro organismo se suele almacenar en lugares que tienen un efecto estético poco bonito. En este tratamiento lo habitual es mezclar la mesoterapia, microinyecciones del ácido con otras sustancias y radiofrecuencia. Lo que conseguiremos es tener una piel mucho más tersa a medida que la grasa se va disolviendo. Se acabará la flacidez para siempre.

3. Tratamiento reductor. Otro de los grandes objetivos que tenemos es la de reducir unos centímetros en nuestro contorno. Para conseguirlo se utilizan diferentes técnicas en combinación con la aplicación del ácido. La tecnología 4D, junto con la presoterapia y los ultrasonidos ayudará a nuestro organismo a mejorar la circulación sanguínea y la circulación linfática. Así, la grasa podrá ser eliminada del organismo por los conductos habituales; esto se consigue porque el tratamiento destruye la membrana que existe en la grasa.

4. Tratamiento Arms UpLa parte inferior de los brazos es una de las primeras zonas en notar el paso del tiempo. Se suele perder firmeza y provocar una sensación de decaimiento poco estético. Con el tratamiento adecuado se puede conseguir alisar la cara interna y anterior de los brazos de la misma forma que lo consigue un lifting.

El ácido hialurónico es el presente y el futuro de los tratamientos de belleza. Sus grandes propiedades y la gran cantidad de beneficios que nos ofrecen hacen que sea una de las mejores opciones para conseguir el aspecto que deseamos. ¡No lo dudes y ven a consultarnos!