Según la Sociedad Española de Medicina Estética, España es, después de Inglaterra y Francia, el tercer país de la Unión Europea (UE) que más infiltraciones de bótox realiza, según informó hoy la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), que indicó también que éste es el tratamiento estético más utilizado por los hombres.

La SEME señaló igualmente que la realización de este tipo de infiltraciones, que permiten borrar las líneas y arrugas de expresión, “han aumentado aproximadamente un 50 por ciento en los últimos meses” en España”. Así, esta sociedad señala que en 2004 fueron unos 34.000 los interesados en realizarse infiltraciones con la toxina botulínica y añade que este año la cifra podría rondar las 75.000 solicitudes. Además, continúa la sociedad de medicina estética, este tipo de tratamiento no sólo se lo aplican mujeres; alrededor del cinco por ciento de los que se someten a él son hombres que quieren, sobre todo, corregir las arrugas del entrecejo.

A juicio de la SEME, a este aumento de la demanda ha contribuido el hecho de que “esta técnica ha pasado de ser una práctica reservada para unos pocos a estar al alcance de todos los bolsillos”. Por último, los especialistas en medicina estética recuerdan que el verano es la época más recomendable para someterse a un tratamiento con bótox y que siempre han de practicarlo profesionales médicos.