El Ministerio Público pide un total de 4 años de cárcel para cada unos de los dos acusados de estafar al sector de la medicina estética hasta 1,2 millones de euros. Los imputados vendían a los profesionales de estética un “método revolucionario” de depilación láser que era efectivo siempre y cuando se utilizase con los productos que ellos mismos distribuían.

Los procesados sabían que el método era totalmente ineficaz, de hecho, según el Ministerio Fiscal, ni siquiera la máquina que distribuían tenía láser.

Además de los cuatro años de cárcel para cada uno el fiscal pide el pago de varias multas de hasta 6.000 euros e indemnizaciones que alcanzan el valor global de la estafa. En total esta estafa ha afectado a 63 centros de estética que ofrecían servicios de depilación láser los cuales pagaron cantidades que oscilan aproximadamente entre los 42.000 y los 500 euros. Todas ellas lo contrataron este método de fotodepilación por las garantías de los resultados que se ofrecían a través de la publicidad de los productos. Además ofrecían un seguro, para dar más credibilidad, bajo el lema “si no queda satisfecho le devolvemos el dinero”, pero no contrataron ninguna póliza.

El juicio tendrá lugar los días 19, 20 y 21 de febrero en la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante.