La última generación de láseres consiguen una disminución de las arrugas finas y manchas con resultados visibles desde las primeras sesiones. Descubre el fotorejuvenecimiento.

A partir de los treinta años las líneas de expresión comienzan a manifestarse debido, sobre todo, al movimiento de los músculos faciales, poco después, a éstas se unen las arrugas de envejecimiento de la piel, que se producen por la pérdida del colágeno y la elastina todo ello controlado por nuestro código genético y acelerado por el hábito de fumar, tomar el sol sin protección, la falta de ejercicio físico y una escasa hidratación.