Los expertos tienen claro quiénes son los mejores pacientes en estética. La información de depilación láser señala que los hombres son el público preferido en muchos casos.

Los hombres, cuando se deciden a someterse a un tratamiento estético, lo hacen de forma rotunda y son mucho más exigentes que las mujeres, según indican los profesionales del sector. A un hombre no le basta con saber que se está cuidando, además exige resultados. Ellos son más concretos a la hora de expresar sus deseos, tienen las ideas más claras, y no necesitan comparar varias clínicas, se deciden por una y acuden sin pensarlo más.

Entre los tratamientos más demandados por el público masculino figura la depilación con láser. Los jóvenes no quieren seguir teniendo pelo en ninguna parte del cuerpo. Esto es cada vez más visible en la playa y en la calle. Los de más edad van primero a quitarse el pelo en la zona de la espalda, pero se aficionan después de comprobar los resultados.

Los hombres, pacientes activos

Las partes del cuerpo que más se depilan los hombres son el pecho y la espalda, pero también el entrecejo, las orejas, el cuello y la nuca. Entre los jóvenes también está de moda eliminar el vello de los brazos y las nalgas. También les gusta rebajar la barba y demorar más tiempo las sesiones rutinarias de afeitado.

Los hechos demuestran que la depilación ha dejado de ser solamente cosa de mujeres. Ahora los hombres también aspiran a tener un cuerpo libre de vello, por estética y por higiene. La moda se inició con los nadadores de élite, que pretendían conseguir una piel tan lisa como la de los peces para batir marcas. Después les siguieron otros deportistas, primero para facilitar los masajes, y luego también por imagen. Ahora ya nadie se sorprende de encontrarse con un hombre en una clínica de depilación.