Se ha celebrado el juicio por la estafa en la venta de aparatología ineficaz de depilación láser, los acusados se han defendido alegando que las esteticistas que aplicaban las sesiones de depilación láser no lo hacían bien.

Vendieron los tratamientos asegurando que si no quedabas satisfecho se devolvía el dinero, pero curiosamente no contrataron una poliza por si esto ocurriese.

La depilación láser ha de realizarse en clínicas con láseres médicos que tienen demostrada su efectividad. Está por demostrar pero es posible que la verdad no sea otra que una paratología inservible para eliminar el vello.