La labioplastia es una de las operaciones estéticas que están ganando una mayor popularidad en España. No obstante, aún es una cirugía muy desconocida y en torno a la cual existen muchas dudas.

Al tratarse de un tipo de intervención muy íntima, muchas mujeres no se lanzan ni siquiera a preguntar por la misma. Sin embargo, esta puede suponer una mejora notable de la calidad de vida de las mujeres dejando atrás dolores y molestias por la fisionomía de los labios vaginales.

Así pues, en este artículo vamos a hablar de los puntos claves de esta intervención para resolver todas las dudas e inquietudes que puedan surgir.

Labioplastia: razones por las que dejar atrás los tabúes

Como todos sabemos, los genitales son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Tanto para hombres como para mujeres, su cuidado es importante para la salud.

Por este motivo, cada vez son más las mujeres que se apuntan a este tipo de intervención. Además del aspecto estético, hay un amplio abanico de problemas de salud que se solucionan gracias a la labioplastia.

Mejora de problemas de salud

Por otro lado, no se puede pasar por alto el dolor que puede experimentarse. Si somos aficionadas a la bicicleta, a correr o si pasamos varias horas al día sentadas, esto puede llegar a ser un problema. De hecho, puede llegar incluso a causar dolor e inflamación vaginal.

Mejora de la vida sexual

Otro de los beneficios de esta operación es que nuestra vida sexual puede mejorar notablemente. A la hora de mantener relaciones sexuales, la penetración puede resultar dolorosa si los labios menores o los mayores son demasiado grandes. Esto puede provocar tirones y una sensación molesta al roce.

Por ello, una de las ventajas a la que aluden varias mujeres que han sido intervenidas es el aumento del disfrute en las relaciones sexuales.

Mejora estética

Por otro lado, la estética también es un factor clave a la hora de decidirnos a someternos a esta operación. Muchas mujeres viven desde muy jóvenes acomplejadas por el aspecto de su vagina.

Hay diversos factores que influyen. Por ejemplo, puede que se tenga uno de los labios mayor al otro o que, tras el embarazoel aspecto de la vagina haya cambiado.

También muchas otras mujeres notan una mayor flacidez en la zona a causa de la edad y esto no les gusta. Es algo perfectamente comprensible que una persona quiera mantener sus genitales estéticamente jóvenes, al igual que ocurre con otras partes del cuerpo.

Así pues, otro de los beneficios principales de esta operación es que el aspecto de la vagina puede mejorar notablemente y gustarnos mucho más.

Efectos de la labioplastia

Ahora que conocemos las tres razones principales por las que esta operación puede ser muy beneficiosa, vamos a hacer hincapié en los efectos que se derivan de la intervención.

Desaparición del dolor vaginal

Hay mujeres que sienten dolor porque la fisionomía de sus labios vaginales les produce roces e incomodidad. Este dolor o molestia puede generar una inflamación que no hará más que empeorar la situación. La mujer en cuestión se sentirá incómoda, pudiendo llegar al punto de que cada movimiento sea un suplicio. Gracias a la reducción del tamaño de los labios menores, estas sensaciones desaparecerán.

Desaparición del dolor vaginal tras el embarazo

El embarazo crea cambios notables en el cuerpo de las mujeres y puede llegar a modificar también el aspecto de la vagina. Es más, en algunos casos, dependiendo de cómo haya sido el parto, la vagina se ve modificada debido a la episiotomía necesaria en muchas ocasiones.

Eliminación del dolor vaginal al mantener relaciones sexuales

Otro de los efectos del después de la labioplastia es la desaparición del dolor vaginal al mantener relaciones sexuales. Por una parte, no se darán tirones ni molestias debido al aumento de tamaño de los labios menores. Pero además, la mujer se sentirá más segura de su aspecto y no tendrá miedo a que le duela, lo cual aumentará el placer sexual notablemente.

Por tanto, se entiende que frente a las molestias y dificultades padecidas de forma anterior a la operación, tras la misma veríamos una mejora notable de nuestra vida sexual así como la desaparición del dolor e inflamación vaginal.

¿Cómo es el postoperatorio de la labioplastia?

Las dudas más comunes en torno a esta intervención son en relación al postoperatorio de la labioplastia. Lo primero que debemos tener claro es que será necesario guardar un reposo relativo, según lo que nos recomiende nuestro médico de confianza.

Otra de las preocupaciones principales es el dolor que puede llegar a sentirse tras la intervención. Ciertamente, esto dependerá de cada persona. Ante todo, es importante saber que se recetarán analgésicos y antiinflamatorios para que las molestias sean las mínimas posibles.

Sin embargo, dependiendo de la cantidad de hematomas que aparezcan, puede aumentar la inflamación y tardar más tiempo en desaparecer las molestias. En cualquier caso, todo dependerá de la evolución de cada mujer y del consejo profesional del médico.

Por último, en cuanto a las relaciones sexuales, hay que saber que lo más común es que se mantenga abstinencia entre 4 y 5 semanas. De nuevo, debemos apuntar a que todo dependerá de la recuperación de cada paciente y del consejo del médico.

Recomendaciones para la recuperación tras la labioplastia

Es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones para el periodo de recuperación tras la labioplastia. Así pues, veamos las más importantes y generales. Será fundamental la opinión de nuestro médico y que estas recomendaciones son generales y pueden variar dependiendo de cada caso concreto.

  1. Guardar reposo relativo en el hogar tras la intervención al menos los dos primeros días. Esto puede ser crucial para evitar la aparición de hematomas e inflamación.
  2. Utilizar ropa cómoda y amplia los primeros días. De esta manera se evita el roce y la irritación de la zona.
  3. Lavar la zona con agua fría y tibia, el agua caliente podría dañar la piel.
  4. Secarse palpando con una toalla suave y nunca arrastrar.

Mitos sobre la labioplastia que no se corresponden con la realidad

Al igual que ocurre con otras operaciones de carácter “estético”, alrededor de la reducción de los labios menores y mayores existen muchos mitos que tratan de infundir miedo en quienes piensan en someterse a esta operación. Vamos a desmentir algunos de ellos.

El precio de la labioplastia no importa

Como en cualquier producto, muchas personas se centran exclusivamente en encontrar el precio más competitivo. Sin embargo, el precio de la labioplastia sí influye en la calidad de la operación.

A pesar de ser una operación corta en duración, es importante acudir a una clínica especializada en cirugía estética para recibir la atención de un profesional experimentado y cualificado. Ahora bien, esto aumenta el precio frente a otras opciones no tan profesionales.

Las cicatrices se notan

Las cicatrices tras la operación no se notan ya que los profesionales en cirugía estética cosen de forma que se crea una cicatriz prácticamente invisible. Además, si se utilizan hilos biodegradables que son absorbidos por nuestro cuerpo ayuda a evitar las marcas.

Riesgos y complicaciones

Otra de las cuestiones erróneas que se mencionan en torno a esta intervención es que hay muchas complicaciones derivadas de la misma. Esto es totalmente falso ya que los síntomas comunes postoperatorios son la inflamación y aparición de hematomas. Algo completamente normal en cualquier intervención.

Por otro lado, las infecciones no son nada comunes ya que la vagina es una zona muy vascularizada y esto protege la herida de cualquier complicación. Por último, destacar que las visitas al doctor serán periódicas y que, ante cualquier problema, él pondrá solución.

Se pierde sensibilidad en la zona

Este es otro de los mitos falsos que se escuchan acerca de la labioplastia. Cuando esta intervención se hace correctamente, no se pierde sensibilidad alguna. Ello se debe que los nervios de los genitales externos no están en los bordes del labio menor, sino a un nivel más profundo.

Ahora que tenemos más información sobre la labioplastia, solo podemos hacer hincapié en la importancia de buscar una clínica especializada con profesionales experimentados, para obtener el mejor resultado y un seguimiento adecuado que minimice las posibilidades de sufrir cualquier complicación. Contar con un equipo de confianza y un médico de referencia nos dará toda la tranquilidad que necesitamos a la hora de someternos a la cirugía de una zona tan delicada.