La tecnología láser se utiliza para tratamientos de rejuvenecimiento, tanto para eliminar o atenuar arrugas como para despigmentar las manchas de la piel. El láser Quantum es un sistema de luz pulsada intensa que tiene numerosos beneficios para el organismo, mejorando la circulación sanguínea y provocando una estimulación general.

Los tratamientos de fotorejuvenecimiento son rápidos, indoloros e inocuos para los pacientes, que pueden seguir con su vida cotidiana cuando salen de la clínica. En cada sesión con láser Quantum se regenera en torno a un 15% de la piel, ya que la luz penetra en la dermis estimulando las fibras de colágeno y elastina, sin dañar los tejidos.

El láser mejora la calidad de la piel, dejándola más tersa y suave de forma duradera. Resulta especialmente eficaz en el tratamiento de las pieles enrojecidas y las manchas. Además, los resultados son visibles de forma inmediata, y su evolución es progresiva. Se aprecia una atenuación de las arrugas más finas y de las manchas, aumenta la elasticidad de la piel, se reducen los poros y se incrementa la luminosidad.

Los equipos de láser Quantum disponen de filtros de luz que van desde los 550 a los 1200 nanómetros. En el siguiente vídeo se puede visualizar una sesión de fotorejuvenecimiento:

Fuente: Agencias y Medios Especializados