Seleccionar página

Los rellenos faciales son una de las técnicas estéticas más eficientes para conseguir un gran resultado. Sin embargo, no siempre se conocen los distintos tipos existentes y las ventajas de su aplicación. En los siguientes apartados, te exponemos, entre otros, estas positivas características.

Tipos de rellenos faciales

Es importante entender que, aunque necesites un relleno facial para difuminar las líneas de expresión o las arrugas, esto no significa que se te pueda aplicar el tratamiento sin conocer cuál es tu caso concreto. Por esta razón, a continuación te explicamos uno de los tipos de rellenos faciales que existe:

Reabsorbibles

Los rellenos reabsorbibles son los que están más de moda por ser tanto un tratamiento estético como una apuesta por mejorar el funcionamiento de tu organismo. Se aplican con una aguja de pequeño tamaño, es una técnica indolora y ofrece resultados tras varias sesiones.

Es importante mencionar que el uso de sustancias como el ácido hialurónico, el colágeno, la hidroxiapatita cálcica o el ácido poliáctico incide directamente en la formación de colágeno y elastina de tu piel. Lo que se te inyecta son sustancias que tienes en tu organismo, pero a niveles inferiores a los deseados. El objetivo final del tratamiento es conseguir que el cuerpo absorba estas sustancias para que vuelva a generarlas de manera natural.

Los efectos directos de este tratamiento duran aproximadamente un año. En este tiempo es posible reprogramar el funcionamiento de tu organismo y conseguir una piel elástica, suave, tersa y mucho más luminosa.

rellenos reabsorbibles

¿Por qué recomendamos los rellenos reabsorbibles?

El mejor tratamiento estético siempre es el que no se nota o el que va amoldándose a tus circunstancias. Usar un relleno fijo puede solucionarte el problema en ese momento, pero a medida que vayas cumpliendo años, el relleno seguirá ahí provocando una irregularidad que romperá la armonía de tu rostro.

Igualmente, los reabsorbibles se caracterizan porque nutren la piel de forma natural y permiten ser aplicados de forma arbitraria. Por lo general, el especialista siempre apostará por las opciones que sean más acordes a tus necesidades.

Entiende que no es lo mismo un tratamiento de estas características a los 50 años, que es cuando comienzan a marcarse las arrugas de expresión, que a los 70 que es cuando habría que ser mucho más cuidadoso a la hora de escoger la mejor opción posible.

El uso de sustancias naturales es otro punto a favor de los reabsorbibles, ya que se evita el rechazo, la reacción alérgica y otras consecuencias que bien podrían provocar diversos problemas de salud. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de mejorar, de que te sientas más atractiva y de que tu cara sea el mejor reflejo de tu imagen. 

Como entenderás, este tipo de tratamientos ha de ser siempre realizado en una clínica con experiencia en el sector y debe estar supervisado por especialistas que tengan la formación necesaria. Cada intervención necesita un diseño previo y una explicación por parte del profesional que la va a realizar.

Si estás interesada en los rellenos faciales, no dejes de contactar con nosotros. Te daremos una cita lo antes posible y procederemos a diagnosticar tu caso particular. Confía en nuestra profesionalidad para lograr un resultado acorde a tu edad que mejore tu imagen, pero siempre huyendo de las estridencias. Te esperamos en nuestra clínica para darte a conocer todo lo que podemos hacer porque recuperes la naturalidad retrasando las señales del inexorable paso del tiempo.