Con los años, la piel pierde elasticidad y tersura por la pérdida de silicio en nuestro organismo. Pues precisamente, la Mesoterapia se encarga de administrar esta sustancia natural junto a un cócktail personalizado de sustancias homeopáticas con la función de rejuvenecer, superhidratar y aportar luminosidad al rostro o moldear tu figura de forma localizada.

Mesoterapia facial

a. Aporta tonicidad, elasticidad y firmeza a través de sustancias naturales y desde la primera sesión notarás como tu rostro se muestra descansado, hidratado y rejuvenecido, la piel con flacidez se reestructura y reafirma recuperando su densidad, y la tez va adquiriendo luminosidad y uniformidad.

b. En una escasa hora y cuatro sesiones puedes mejorar tu rostro, cuello, escote, manos, labios y surcos nasogenianos, apreciando los resultados desde la primera sesión y durando sus efectos a largo plazo.

c. Para lograr un mayor efecto tensor en el rostro aumentando su firmeza y luminosidad, sin manchas puedes combinar la Mesoterapia con un tratamiento de Radiofrecuencia o IPL.

Mesoterapia corporal

Disuelve la grasa acumulada en la zona del cuerpo afectada, reduciendo a su vez su volumen, mediante mediante inyecciones intradérmicas de extractos naturales. Consigue activar la circulación sanguínea y linfática, ayudando a la eliminación de líquidos y toxinas y reafirmando los tejidos, ideal para tratar la celulitis.

Puede aplicarse el tratamiento, de unos 20 minutos, en glúteos, abdomen, muslos y cualquier otra parte del cuerpo, con la excepción de los pechos. Apreciarás los resultados en torno a la quinta o sexta sesión, aconsejando acudir un mínimo de diez o doce.

Es perfecta para combinarse con casi todo tipo de tratamientos corporales, Vela Smooth, Carboxiterapia, Presoterapia, Radiofrecuencia, Narl, y así, aumentar sus beneficios.

Ahora en otoño e invierno es un periodo perfecto según los expertos para realizarte un tratamiento como la Mesoterapia para restaurar o moldear tu rostro y cuerpo. Acude a un centro médico estético especializado y cuídate, mímate.

Fuente: Agencias y Medios Especializados