El público masculino ha irrumpido con fuerza en el mundo de la estética en los últimos tiempos. Los hombres se preocupan cada vez más por su aspecto físico. Uno de los factores que más les preocupa es la pérdida del cabello; para solucionar la calvicie irreversible se recurre al transplante capilar.

La caída del cabello provoca inseguridad y ansiedad en los hombres. El microinjerto ha adquirido gran popularidad por ser la única técnica que soluciona, de forma real y efectiva, la calvicie irreversible. Es una de las operaciones estéticas más frecuentes del género, dado que sus resultados son muy satisfactorios en la mayoría de los casos.

Prueba del incremento del interés de los hombres por la estética, son los 1.500 millones de euros anuales que los nuevos clientes invierten en cosmética. En un periodo de cinco años (2002-2007) el consumo se ha multiplicado por cinco. Los productos que más se han comprado son anti edad. Los que menos se utilizan por el momento son los maquillajes. Las estimaciones hablan de que, en un corto espacio de tiempo, 1 de cada 3 productos cosméticos vendidos serán para hombres.

El tiempo medio que los varones españoles dedican diariamente a su arreglo personal es de unos 22 minutos. Empiezan a utilizar todo tipo de preparados: hidratantes faciales y corporales, exfoliantes, mascarillas, tratamientos para la prevención de arrugas, reafirmantes y reductores.

A pesar de que el número de usuarios de estos productos aumenta cada día, según los datos de un estudio de Ipsos, solamente un 11% afirma usar tratamientos a diario, seis puntos por debajo de la media europea, que alcanza el 17%. Los hombres alemanes son los que más se cuidan, ya que 26 de cada 100 utilizan cosméticos cada día.

Fuente: Agencias y Medios Especializados