Últimamente proliferan los centros que prometen terminar con el vello en 8 sesiones de depilación láser, pero no es tan fácil como aseguran, ya que además de depender de cada persona y sus características de piel y vello, siempre existen pelos residuales que se deberán eliminar con sesiones de repaso de depilación láser.

¿En cuántas sesiones de depilación láser desaparece el vello?

En la mayoría de los casos, incluso si se trata de mujeres, 8 sesiones de depilación láser no son suficientes para conseguir eliminar al 100% el vello. Y, sin embargo, en muchos centros se está poniendo de moda anunciar tratamientos de 8 sesiones como completos.

Su argumento parece convincente: si posiblemente vayas a necesitar las sesiones que se dan en dos años, es absurdo pagar un tratamiento que incluya todas las que quieras durante 2 años.

Recortan precio, ofrecen dos años y venden que si necesitas alguna más la conseguirás a un módico precio. Y como parece tener bastante lógica, y no está el bolsillo para hacer excesos, mucha gente muerde el anzuelo.

El problema viene cuando se dan cuenta de que siguen teniendo vello tras dos años, y que las sesiones sueltas no son tan baratas. Al final terminan pagando bastante más.

Lo normal es que necesitemos entre 10 y 12 sesiones de depilación láser.

El centro de depilación láser que nos prometa otra cosa no sólo nos va a hacer perder dinero, sino que estará demostrando que no merece nuestra confianza.

Lo ideal es que el médico del centro nos aconseje el número de sesiones de depilación láser que debemos contratar según nuestro tipo de vello, la zona a tratar, nuestra edad y nuestro sexo.

¿De qué depende el número de sesiones de depilación láser que necesito?

En algunas mujeres, es posible que se termine con la mayor parte del pelo en las primeras 6 u 8 sesiones de depilación láser, pero nunca con todo. Necesitarán alguna sesión de recuerdo, pero el grueso del problema estará solucionado. Sin embargo, en los hombres es más difícil acabar con la misma cantidad del pelo tan pronto.

Precisamente el sexo es uno de los factores que va a indicarnos si necesitamos más o menos sesiones de depilación láser. Otros puntos que debemos tener en cuenta son los siguientes:

  • La edad. La presencia de hormonas y sus cambios va a aumentar el número de sesiones, especialmente en aquellas zonas corporales que son hormono-dependientes como el mentón o la línea alba.
  • La zona a depilar. Algunas zonas como las piernas, las ingles o las axilas responden mejor a la depilación láser que otras, como el rostro. Esto se debe a que su crecimiento depende de los cambios hormonales.
  • La densidad de la melanina en el folículo piloso y la piel. Cuánto más negro sea el pelo y más clara sea la piel, menor número de sesiones necesitaremos. La depilación láser no es eficaz sobre las canas o el pelo blanco.
  • El grosor del vello. Mientras que el vello fino absorbe menos energía y se depila peor, el grueso tiene el efecto contrario.
  • La densidad folicular y fase de crecimiento del vello.