Seleccionar página

La coloración oscura de los párpados es un problema frecuente al que denominamos “ojeras” y que causa una mirada cansada y sin brillo. La piel en esta zona es la más fina y delgada de todo el cuerpo, lo que la hace susceptible a ser agredida por las toxinas, el cansancio, los malos hábitos y la edad.

Ojeras: ¿qué son y por qué salen?

El nombre técnico de las ojeras es hipercromía idiopática del anillo orbitario. Se refiere a un aumento en la pigmentación de la piel de los párpados, especialmente del inferior. En algunos casos, se vuelve más visible por la depresión de los tejidos blandos debajo del párpado inferior, por la presencia de bolsas de tejido adiposo o por la visibilidad de los vasos sanguíneos en la zona. Cómo quitar las ojeras es una pregunta que en la actualidad tiene varias respuestas.

El aumento de la pigmentación en la zona depende del color general de la piel, de la exposición al sol, de variaciones hormonales y de factores hereditarios. Las ojeras pueden tener un componente vascular, que se acentúa con el cansancio, el consumo de alcohol, el tabaco o el estrés.

Tratamientos para la eliminación de ojeras

Además de las medidas generales como dormir lo suficiente, usar bloqueante solar, aplicar frío local y evitar hábitos nocivos, hay tratamientos que logran eliminar o atenuar de manera importante las ojeras. Algunos pueden aplicarse junto a los de otro tipo, en combinaciones terapéuticas donde se potencian los efectos positivos.

Rejuvenecimiento usando ácido hialurónico

Esta sustancia es producida de manera natural en el cuerpo, por lo que su uso no genera rechazo ni reacciones alérgicas. Esto la hace totalmente biocompatible, pero además es reabsorbible.

Mediante microinyecciones con agujas muy finas, se produce un efecto de relleno de las ojeras. Este tratamiento, que aplicamos de manera ambulatoria, disminuye o elimina la depresión que suele haber en el párpado inferior y que acentúa la visibilidad de las ojeras, causando una impresión de mirada cansada y triste. La presencia de ácido hialurónico en la piel, además de aportar volumen, estimula la producción de elastina y colágeno, con lo que se mejora el aspecto frágil y transparente de la epidermis, ya que toma grosor y se hace más uniforme. Además, esta sustancia atrae moléculas de agua con lo que la zona permanecerá hidratada y con aspecto luminoso.

En los casos leves, bastará una sesión de 4 a 6 inyecciones en cada párpado. Para los casos donde la depresión es más acentuada pueden requerirse 3 o 4 sesiones. El tratamiento debe retocarse en un lapso de 6 meses a un año, pues la reabsorción del ácido hialurónico se producirá parcialmente en ese tiempo.

Carboxiterapia

Este tratamiento ambulatorio consiste en administrar pequeñas cantidades de dióxido de carbono o CO2 en el tejido subcutáneo debajo de la ojera. Lo hacemos mediante el uso de microcánulas romas para tratar con más precaución los tejidos frágiles.

En este caso, se produce una lipólisis o disolución del tejido graso, además de arrastrar las sustancias tóxicas acumuladas hacia el sistema de drenaje linfático y sanguíneo, gracias a que el gas mejora la circulación local. Está especialmente indicado en el caso de que existan bolsas de tejido adiposo en los párpados. El tratamiento requiere de 4 a 6 sesiones semanales. Durante las 25 horas siguientes a cada una, puede aparecer una ligera hinchazón en la zona.

Peeling para ojeras oscuras

Esta técnica consiste en la aplicación de una sustancia química en la piel de los párpados para lograr una exfoliación profunda. Con este tratamiento se produce una descamación fina en los días siguientes, con lo que las capas de piel superficial se eliminan y se estimula la producción de capas de piel nueva que tendrá menos arrugas, menor pigmentación y será de consistencia más firme. El efecto final es el de disminuir el color oscuro y la fragilidad de la piel de la zona, atenuando notablemente el color oscuro de los párpados y proporcionando un aspecto más juvenil.

Cómo quitar las ojeras con láser

La base de este tratamiento consiste en que la melanina, el pigmento de la piel y el cabello, atrapa la luz láser y con ello queda desintegrada en moléculas más pequeñas, que serán eliminadas naturalmente. El tratamiento se aplica en una sola sesión de 30 minutos y con ello suele ser suficiente para eliminar definitivamente las ojeras oscuras, aunque puede ser necesaria una segunda sesión unas semanas después. Después de la terapia, aparecerá una pequeña costra que tardará solo unos días en caer, para dar paso a un aspecto mejorado. Los cuidados posteriores consisten en aplicar un protector solar en la zona.

Blefaroplastia

La cirugía para las ojeras y bolsas de los párpados es un tratamiento invasivo pero que aporta muy buenos resultados, ya que permite eliminar no solo los depósitos adiposos, sino además la piel redundante, tanto en los párpados inferiores como superiores.

Como cualquier procedimiento quirúrgico, requiere de unos días de reposo y de controles posteriores para retirar los puntos de sutura y para evaluar la evolución, aunque su ejecución es muy sencilla. Además de brindar un aspecto juvenil y terso a los párpados de manera definitiva, la blefaroplastia puede aumentar el campo visual que, en casos severos, puede haberse visto disminuido por la interposición de la piel redundante del párpado superior. Al reposicionar los tejidos, este problema queda eliminado.

Rejuvenecer e iluminar la mirada es una manera de mejorar notablemente la imagen personal. Los tratamientos antiojeras mencionados, en manos de expertos profesionales, no solo son altamente eficaces sino totalmente seguros.