Seleccionar página

Tratar las manchas de la cara con láser es una de las opciones más recomendables para obtener un óptimo resultado. A continuación, te explicamos por qué has de confiar en este sistema para que tu piel muestre siempre su mejor imagen.

¿Por qué ocuparnos de la piel del rostro en otoño-invierno?

El otoño es la estación perfecta para cuidar la piel de tu rostro, ya que durante el verano la misma sufre los rigores de las altas temperaturas, la sudoración y el efecto de agentes diversos como el salitre y el cloro.

Además, la exposición al sol provoca deshidratación y alteraciones en la pigmentación que terminan convirtiéndose primero en pecas y, de no tratarse, en manchas de mayor tamaño. Si no has cuidado tu piel correctamente durante el verano, nada mejor que aplicar algún tipo de tratamiento que evite estas alteraciones de forma adecuada.

Aprovechar la bajada de temperaturas y que los rayos del sol son menos dañinos son dos factores de vital importancia para someterte a diversos tratamientos faciales destinados a mejorar tu aspecto con facilidad.

¿Qué tipo de cuidados te permiten proteger la piel del rostro antes del invierno?

Sería recomendable que te sometieras a un tratamiento de hidratación intensa, ya que el invierno afecta directamente a tu cara debido a las bajas temperaturas. Además, debes tener en cuenta que el aseo debe realizarse con productos adecuados. Mejora tu dieta, dándoles un mayor protagonismo a las frutas y a las verduras para beneficiarte de las vitaminas y los minerales que fortalecen tu piel.

Cómo actúa el láser en la eliminación de manchas de la cara

Antes de comenzar a exponer las virtudes de este tipo de tratamiento, es necesario aclarar que será el especialista el que te indique cuál es la solución más recomendable para tu caso particular.

Tratamiento con luz pulsada

El objetivo de cualquier tratamiento IPL es el de realizar la absorción de la melanina en la zona de la mancha consiguiendo, en primer lugar, la descamación y, posteriormente, su eliminación. Ten en cuenta que la luz afecta exclusivamente a los pigmentos, por lo que no debes temer un resultado que no sea de tu agrado. De hecho, el área tratada puede presentar un color más claro, pero en unas tres semanas se igualará con el de la zona que la rodea.

Por lo general, se llevan a cabo diversas sesiones, dependiendo del tamaño de la mancha a eliminar, con una duración media de un cuarto de hora. No es necesario el uso de anestesia ya que el proceso es indoloro. Desde la primera sesión es posible apreciar los beneficios de este tratamiento.

¿Cuáles son los cuidados posteriores al tratamiento?

Salvo complicaciones o alergias, el único consejo que suele ofrecerte el especialista es el del uso de una crema cicatrizante, así como no mojar la zona afectada. Tampoco podrás tomar el sol. Por lo demás, sí que podrás volver a tu rutina laboral sin problemas.

Es posible que durante las horas posteriores al tratamiento observes alguna inflamación o enrojecimiento en el lugar donde estaba la mancha. Es habitual que se te recete algún tipo de pomada para calmar e hidratar tu piel correctamente.

¿Son permanentes los efectos de este tratamiento?

Sí, ya que corrigen la anomalía de la pigmentación con eficacia. Sin embargo, has de saber que esto no impide que aparezcan nuevas manchas en otras zonas de tu cara.

Acude siempre a profesionales médicos

Es importante subrayar que el uso del láser para eliminar las manchas de la cara ha de ser siempre llevado a cabo por un profesional del sector. En nuestra clínica siempre estamos dispuestos a ayudarte. Contamos con una plantilla que tiene la formación necesaria para afrontar cualquier opción para mejorar tu aspecto con enormes garantías de éxito.

Tratamientos faciales

Si quieres que te informemos sobre nuestro tratamiento de luz pulsada para eliminar las manchas de la cara con láser solo tienes que rellenar nuestro formulario de contacto. Te daremos una cita en el menor tiempo posible. Confía en nuestra profesionalidad y conseguiremos mejorar tu imagen fácilmente.