No podemos evitar el paso de los años de los padres, pero si podemos retrasarlo. Nuestro rostro, y el suyo, al igual que el cuerpo, sufre el proceso del envejecimiento. Pero hoy en día, existen múltiples procedimientos estéticos de rejuvenecimiento facial, tanto para mujeres como para hombres, que se adaptan a las peculiaridades de cada uno. Y así podremos conseguir que los demás digan – ¡qué padre más joven tienes! – sin la necesidad de pasar por el quirófano.

Las células de nuestro cuerpo y la forma de vida que hayamos tenido provocan los síntomas del envejecimiento. A la vez que los tejidos, las capas de la piel, los huesos y los músculos faciales van experimentando modificaciones con el paso de los años.

Aspectos frecuentes en la vida de los hombres como el tabaquismo, el consumo de alcohol o la falta de horas de sueño, producen también marcas visibles en el rostro y aceleran la apariencia del envejecimiento.

Algunos signos del deterioro en el rostro son variados y se reflejan en la aparición de:

– Arrugas alrededor de los labios y la atrofia del bermellón.

– Aumento de distancia entre la parte inferior de la nariz y el labio superior por descolgamiento.

– Aparición de las bolsas de grasa alrededor de los ojos.

– Se acentúan las arrugas del entrecejo y patas de gallo, aumentan las arrugas de la frente.

– El surco nasogeniano (situado entre el labio superior y la mejilla) se acentúa y se hace más profundo.

En cuanto al cuello:

 Se descuelga la piel

– Se puede acumular grasa (papada)

– Se pueden acentuar las bandas del músculo platisma, todo lo cual hace que pierda el ángulo normal con la mandíbula.

Si pretendemos tener un rostro que irradie más juventud, debemos entender el problema desde su fondo y acudir siempre a un centro médico especializado a la hora de optar por una técnica estética de rejuvenecimiento facial.

Una de las técnicas más demandada en los últimos años es la Toxina Botulínica. Pero la Radiofrecuencia, el Fotorejuvenecimiento, la Mesoterapia facial, los Rellenos faciales o el Peeling, son tratamientos igual de seguros y eficaces para rejuvenecer el rostro tanto de hombres como de mujeres.

A través de cualquiera de ellos, o incluso combinados, en apenas unos minutos o tras una sola sesión o sesiones periódicas, puedes apreciar los resultados en pocos días y con una larga duración de sus efectos. Después de todas estas aplicaciones el paciente podrá reanudar su vida normal, habiéndose quitado unos años de encima sin intervenciones quirúrgicas.

Instituto MedicoEstético aplica estos métodos en manos de profesionales para conseguir un efecto antienvejecimiento general, logrando muy buenos resultados rápidos, duraderos, naturales y seguros al alcance de todos.

Porque los padres se lo merecen. ¿Por qué no animarles con el rejuvenecimiento facial o regalarles un retroceso de años de forma original?

Fuente: Agencia y Medios Especializados