Medir 1,80 metros y pesar menos de 50 kilos es ideal para muchos y equivale a un índice de masa corporal inferior al mínimo recomendado. La extrema obesidad o delgadez recuerdan los límites en los cánones de belleza. Los profesionales recomiendan mantenerse en un término medio con un buen control de peso mediante buenos hábitos alimenticios.

Si es necesario reducir el peso que no sea con cualquier dieta adelgazante, sino con un cambio total de hábitos alimenticios (reeducación alimenticia) y un régimen de ejercicio físico nunca viene mal. Otra posibilidad es la cirugía estética, en los casos más pronunciados, y siempre llevada a cabo por un especialista.

Los gimnasios y los centros médicos generalmente ven un aumento de demanda de las personas y pacientes a principios de año y en verano, como oportunidad de cumplir sus propósitos, ya sean factores estéticos o de salud. Por lo general, se va a ‘lo fácil’, auto imponiéndose una dieta adelgazante carente de nutrientes alimenticios necesarios para el organismo, y que se abandona en cuestión de semanas. Pero si se deja guiar por profesionales médicos en nutrición y dietética, se puede disminuir de volumen de forma saludable, a la medida de sus gustos e, incluso, con resultados permanentes.

Es necesaria la ayuda personalizada de especialistas en el control de peso, a través del historial alimenticio y análisis genéticos, con los que se conocen las causas del sobrepeso y como eliminarlo. Así, se elimina la celulitis, a la vez que se adelgaza en menos tiempo y sin pasar hambre. Y lo más importante a advertir, que sin la supervisión de un experto, se pueden acarrear desequilibrios y carencias que a largo plazo pueden ser perjudiciales para la salud.

Una dieta alimenticia sana y eficaz, y en ciertos casos las nuevas y avanzadas técnicas de cirugía estética, están indicados para situaciones de sobrepeso en personas que no quieren renunciar a su anterior figura o actual figura que está sufriendo modificaciones. Todo ello siempre debe ser recomendado y controlado posteriormente por un equipo médico.

Y si al hecho de seguir unos buenos hábitos dietéticos equilibrados y una disciplina diaria en la comida, le añades un plan de ejercicio moderado o la práctica de una actividad física, se mejora el tono muscular y la pérdida de peso se reflejará de inmediato en la báscula. Sin contar con una mejora en la salud mental, como psicológicamente muchos aseguran.

Instituto MedicoEstético ofrece dietas personalizadas que se adaptan a la forma de vida de cada paciente después de realizar estudios exhaustivos para determinar los problemas alimenticios de cada uno, ayudan a obtener unos buenos hábitos alimenticios y a recuperar la figura de forma rápida y segura.

Fuente: Agencias y Medios Especializados.