Seleccionar página

Internet es un gran recurso para obtener la información que necesitamos antes de realizarnos un tratamiento de remodelación, como puede ser la mesoterapia corporal. Acudir a una clínica médica especializada garantiza una buena praxis y, sobre todo, resultados. A continuación mostramos en qué consiste este tratamiento, cuáles son sus beneficios y cómo se realiza.

¿Para qué sirve la mesoterapia corporal?

Un tratamiento de estas características consiste en inyectar, en varias sesiones, pequeñas cantidades de principios activos. Dichos principios causarán un efecto concreto en aquellas zonas en las que es más propensa la acumulación de grasa.

Todas las sustancias que se inyectan favorecen la eliminación de esta grasa localizada y contribuyen a la reducción de la celulitis. Por lo general, los productos no suelen producir reacciones adversas o alergias y están encaminados a estimular el metabolismo para obtener los resultados deseados. Estos objetivos pueden ser reafirmar la piel flácida o reducir volumen.

¿Es válida para cualquier tipo de celulitis?

Este tratamiento está indicado para cualquier tipo de celulitis localizada. Consiste en unas micro inyecciones intradérmicas o subcutáneas de las sustancias mencionadas anteriormente en dosis adecuadas. De este modo, se reducirán los depósitos grasos, se evitará la retención de líquidos y se favorecerá el drenaje linfático y el venoso.

La mesoterapia corporal no es una intervención quirúrgica, pero sí que ofrece unos evidentes beneficios a la piel y previene procesos como la hidrolipoclasia o la liposucción. Si este tratamiento se combina con otros como la presoterapia, la radiofrecuencia o la carboxiterapia, estaremos potenciando y optimizando sus resultados.

¿Cuándo podremos apreciar los resultados?

En primer lugar, hemos de decir que este tipo de tratamientos precisa de varias sesiones y que sus resultados son progresivos. La firmeza, tonicidad y reducción de la piel de naranja se irán apreciando con el paso de los días, lo que será, sin duda, muy estimulante.

Además de los tratamientos complementarios, no hay que olvidar que una dieta equilibrada, una buena hidratación y la práctica de ejercicio físico contribuirán a mejorar los resultados.

Hay que recordar que este tratamiento tiene como objetivo remodelar el cuerpo, pero no es un método de adelgazamiento, por lo que hay que seguir un estilo de vida saludable y utilizar la mesoterapia para revitalizar y rejuvenecer la piel.

¿Cómo es el tratamiento?

Para realizar un tratamiento completo, en primer lugar hay que acometer una valoración personal de cada paciente. Debemos tener presentes las variables individuales, así que no podemos indicar un número de sesiones exacto.
Ya hemos mencionado que los resultados son progresivos y, aproximadamente, cada sesión suele durar entre 30 y 45 minutos. Tras ellas podremos volver a nuestra rutina habitual, porque no es necesario ningún período de convalecencia.

Beneficios y ventajas de escoger un tratamiento de mesoterapia corporal

Los resultados que proporciona son innegables, tanto para prevenir como para tratar el envejecimiento cutáneo. Por ello se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados para combatir la celulitis y la flacidez corporal.

Entre sus bondades hemos de destacar que no es un procedimiento quirúrgico, que es seguro y que, aparte de ligeros hematomas que desaparecerán en unos días y un posible enrojecimiento, no entraña efectos secundarios.

Sin embargo, las ventajas principales que podemos destacar para los pacientes son muchas:

– Mejora la vascularización y el aspecto de la piel. Esta quedará rejuvenecida y suave.

– Remodela el cuerpo sin cirugía.

– Reduce el volumen corporal eficazmente y con una técnica poco invasiva.

– Los compuestos que se infiltran consiguen reducir la flacidez.

– Los resultados son progresivos, lo que estimulará y motivará a quienes nos decantamos por este tratamiento para mejorar nuestra figura.

– Tras las sesiones podemos realizar vida normal sin ningún tipo de limitación.

Sesiones y cuidados posteriores al tratamiento

Podemos potenciar el resultado con otros tratamientos indicados para movilizar y eliminar la grasa. A su vez, es recomendable no exponernos de forma prolongada al sol ni antes ni después del procedimiento.

Los médicos y especialistas de la clínica nos recomiendan no acudir a piscinas o saunas durante los días posteriores a la sesión, así como complementar estas sesiones con otros tratamientos para que el resultado sea más rápido.

Tratamiento mesoterapia corporal

Preguntas frecuentes

Muchos pacientes comparten algunas cuestiones antes de someterse a un tratamiento como este.

¿Es necesario un mantenimiento posterior al tratamiento?

Sí. Tras el procedimiento los médicos suelen facilitar una serie de pautas que están orientadas a mantener los resultados, pero, sobre todo, es recomendable hidratarnos adecuadamente. La falta de hidratación puede hacer que la celulitis reaparezca.

¿Son los efectos permanentes?

El efecto de la mesoterapia es definitivo, siempre y cuando se sigan las indicaciones de los especialistas. Pero aun así es necesario mantener un estilo de vida apropiado, con una buena rutina física y una dieta equilibrada que prevenga la reaparición del problema.

¿Es doloroso?

Debemos estar totalmente tranquilas si decidimos hacernos un tratamiento de estas características. Las sesiones, aunque pueden resultar ligeramente molestas, no son dolorosas. Quizá se enrojezca la zona o tal vez aparezca algún hematoma, pero nada más. Y ambas circunstancias remitirán a los pocos días.

Enfrentarse a la celulitis es posible

Para evitar posibles alergias con la mesoterapia corporal, lo recomendable es pedir una cita con nuestros doctores, ya que son expertos profesionales que nos recomendarán el tratamiento que mejor se adecúe a nuestras necesidades actuales. No lo dudes más y contacta con nosotros para una primera valoración gratuita.