Las arrugas en el cuello pueden ser más profundas y aparecer en mayor cantidad que las de la cara. Esto es debido a que la piel del cuello y la del rostro no son iguales y tampoco van a envejecer, por sus diferentes características, de la misma forma ni en el mismo tiempo.

En el cuello, además de una piel más fina y delicada, existe un músculo, llamado platisma,  que va desde la mandíbula hasta la clavícula. Este es muy importante para la aparición de las arrugas, a las que llamamos anillos de Venus.

Si, además, se añaden manchas provocadas por el sol y el envejecimiento de la piel del cuello y escote, podemos presentar un aspecto mucho más envejecido del que desearíamos.

¿Cómo quitar las arrugas en el cuello?

Las arrugas en esta zona del cuerpo no les salen a todas las personas por lo que hemos explicado, dependiendo de su piel y del músculo platisma; por tanto, los tratamientos irán enfocados a corregir ambas situaciones de envejecimiento.

Esta zona suele verse afectada a partir de los 30 años en los casos más prematuros, y se ve empeorada cuando se flexiona el cuello, apreciándose un cuello envejecido aunque la cara no presente arrugas profundas. Debido a la delgadez de su piel, los tratamientos en esta zona son menos invasivos en general.

Aunque las intervenciones de cirugía solventan la flacidez de la zona de manera más eficaz y permanente que ningún otro tratamiento, existen algunos tratamientos concebidos para quitar las arrugas del cuello sin cirugía.

Lo más aconsejable es evitar su aparición aplicando tratamientos intensivos y cuidados eficaces, tanto para el cuello como para las arrugas en el escote. Pero si estas ya han aparecido, los tratamientos estéticos para el cuello son bastante eficaces.

Mesoterapia facial y de cuello

Se realiza mediante inyecciones subcutáneas que contienen aquellos principios activos que el médico, tras una evaluación del paciente, considera recomendables para el caso concreto.

Se inyectan a poca profundidad, a unos 4 mm, por lo que no provocan dolor; aun así, se aplica un anestésico local para minimizar las molestias. Los principios activos más habituales son:

  • Silicio orgánico para que se produzca colágeno y elastina de manera natural por el propio organismo. Aporta firmeza a la piel del cuello.
  • Ácido hialurónico de alta densidad, aportando una hidratación profunda e intensa, así como volumen.
  • Un cóctel de vitaminas para tonificar, dar luminosidad y revitalizar la zona: vitaminas del grupo B, A, C, E y D.  
  • Oligoelementos y aminoácidos esenciales porque van a nutrir en profundidad la piel.

Los efectos que se obtienen con la mesoterapia facial y de cuello son:

  • Rejuvenecedor, tensando la piel, que se vuelve mucho más tersa.
  • Lifting, disminuyendo las arrugas del cuello y el escote.
  • Revitalización de la piel y eliminación de las manchas de cuello y, sobre todo, del escote, que es donde más se aprecian habitualmente.

La radiofrecuencia para cuello y escote

Esta es una técnica no invasiva, que no provoca dolor y que permite eliminar, o al menos atenuar, las arrugas en el cuello y las marcas de expresión, logrando una mejora en la elasticidad y un efecto reafirmante.

Estimula la producción del colágeno por las células de la propia piel, al elevar la temperatura de los tejidos mediante el aparato electrónico con el que se aplica. Lo que se consigue con la radiofrecuencia facial es:

  • Efecto de luminosidad y efecto tensor de la piel.
  • Reducción o eliminación de arrugas, manchas e imperfecciones.
  • Hidratación profunda de la piel, redefiniendo el óvalo del contorno del rostro.

Es un tratamiento rápido, eficaz e indoloro, que da muy buenos resultados. No necesita anestesia (salvo en casos especiales). Respecto a su aplicación, primero se pone una crema especial y después se trabaja la zona con el aparato de radiofrecuencia. En una sola sesión podemos tratar cara, cuello y escote con excelentes resultados.

Láser para las manchas

Un aspecto que envejece mucho la zona del cuello y el escote son las manchas causadas por el sol. Siempre, tras una evaluación personalizada, se combinan varios tratamientos y, si hay manchas, el láser es una buena opción.

Para manchas como los melasmas, los lentigos localizados y las imperfecciones vasculares se utiliza el láser. Con este tratamiento desaparecen estas manchas y mejora sustancialmente el aspecto de la zona.

Para pequeñas arrugas existe, además, el láser CO2 fraccionado, que las elimina de manera eficaz. Puede combinarse con ácido hialurónico o plasma rico en plaquetas cuando se observa deshidratación.

Remedios caseros para las arrugas de la cara y el cuello

Existen algunos remedios eficaces que pueden realizarse en casa, como mascarillas reafirmantes, nutritivas y regeneradoras. Algunas son sencillas de hacer, como las de levadura de cerveza, de clara de huevo o de aloe vera.  

Existen en el mercado cosméticos para esta zona del cuerpo que pueden aplicarse en casa. Así puede mantenerse nutrida, hidratada y más tensa esta zona tan delicada.

Uno de los aspectos fundamentales es la protección solar factor 50 durante todo el año en cara, cuello y escote, porque su exposición provoca directamente las arrugas y las manchas.

Además, para prevenir las arrugas en el cuello es recomendable realizar ejercicios con los músculos de cara y cuello para ejercitar el platisma. Este tipo de ejercicios consiste en tensar la sonrisa de manera forzada durante, al menos, 30 segundos, notando la tensión en el cuello. Ejercitar este músculo ayuda a disminuir su flacidez.

La prevención evita que nuestro cuello envejezca de manera prematura y, por tanto, es recomendable incorporar hábitos y cuidados en todos los casos, incluso cuando se realizan tratamientos intensivos. De esta forma se evita que vuelvan a presentarse las arrugas y el envejecimiento en esta zona.

Cómo prevenir el envejecimiento de cuello y escote

  • Hidratar la zona del cuello con cremas adecuadas para la zona y mascarillas una o dos veces por semana.
  • Beber suficiente agua para mantener la hidratación de la piel en un estado óptimo.
  • Proteger la piel del sol siempre. El factor de protección debe ser de 50.
  • Tomar alimentación rica en vitaminas y minerales. Por tanto, comer muchas frutas y verduras, naturales o en zumos y batidos.

Combatir las arrugas en el cuello, actualmente, es posible sin pasar por el quirófano gracias a los avanzados tratamientos que ofrecen clínicas dermatológicas como Instituto Médico Estético. No dudes en pedir tu cita previa sin compromiso.