Los mejores tratamientos para quitar las varices | Instituto Médico Estético
Seleccionar página

Quitar las varices es una preocupación que afecta a muchos hombres y, en mayor medida, a mujeres, que son las que más las sufren. Las varices son dilataciones venosas que no son capaces de retomar un retorno de la sangre al corazón, haciéndose principalmente visibles en las piernas.

Pese a que dicha afectación tiene un fuerte componente genético, existen otros factores que pueden favorecer su aparición como el sedentarismo, el tabaquismo o a consecuencia del embarazo.

¿Cómo quitar las varices?

El primer paso para que podamos eliminar las varices sin cirugía es acudir a un especialista en varices que nos aconseje de manera profesional y eficiente. Debemos ponernos siempre en contacto con médicos, profesionales cualificados y de calidad, ya que un mal tratamiento de las varices puede traer complicaciones secundarias.

¿Qué tipos de tratamiento para las varices existen?

Aunque tradicionalmente se tiende a pensar que las varices en las piernas son las únicas que se presentan, lo cierto es que las zonas en las que pueden aparecer son muy diversas, llegando incluso a haber varices en los testículos y varices vulvares. Para combatirlas, dos son los tratamientos básicos: la escleroterapia y la fotoesclerosis. Se trata de dos métodos sencillos para no recurrir a la cirugía láser. Se caracterizan por ser poco invasivos y no necesitar anestesia.

Escleroterapia: tratamiento de referencia para las venas varicosas pequeñas

Este tratamiento consiste, básicamente, en inyectar una solución química directamente en la vena. Este compuesto provoca que la vena cicatrice, forzando, de esta manera, a la sangre a reencaminarse a través de otras venas más sanas. La vena que se colapsa desaparecerá con el tiempo, provocando la desaparición de la variz o araña vascular que queramos eliminar.

Después del procedimiento se recomienda caminar y mover las piernas para prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Los resultados finales aparecerán transcurrido un tiempo, de entre tres y seis semanas para el caso de las venas más pequeñas, y entre tres y cuatro meses para el caso de las venas más gruesas.

Generalmente, una vez aplicado el tratamiento sobre las venas, estas no vuelven a aparecer. El precio de la escleroterapia es asequible y la técnica muy sencilla, por lo que se configura como una opción muy válida para la eliminación de las varices o de las arañas vasculares.

Fotoesclerosis: sistemas de luz para la eliminación de lesiones vasculares

Este tratamiento se articula como una técnica médica que utiliza sistemas energéticos para la eliminación de las varices. La luz trasmitida a la vena provoca su oclusión y, por ende, su posterior desaparición.

El tratamiento mediante la fotoesclerosis se realiza en varias sesiones continuas, focalizadas en una zona concreta. Dichas sesiones para quitar las varices han de espaciarse en períodos de, como mínimo, cuatro semanas. Las sesiones son prácticamente indoloras, ya que simplemente las percibiremos como un pinchacito caliente sobre la zona en concreto.

¿Cómo prevenir las varices?

Hemos comprobado que no es necesaria una operación de varices para poder eliminarlas de forma definitiva. No obstante, existen determinados gestos que pueden ayudarnos a prevenir su aparición. Entre ellos, podemos destacar que el ejercicio se ha configurado como una excelente manera de movilizar la sangre al corazón, evitando que la misma se acumule y pueda provocar la dilatación de las venas.

Además, el tipo de calzado que usamos puede incidir en la aparición de las varices, especialmente si se trata de calzado de tacón que provoca la dificultad del retorno venoso.

Las varices en el embarazo

Durante el embarazo se produce un aumento de la presión en las venas de las piernas que favorece la dilatación de las mismas, provocando la aparición de varices. No obstante, aunque pueda pensarse que las más habituales sean las de las piernas, en muchos casos también tienen presencia en la vulva o en otras zonas del cuerpo.

Para prevenirlas, existen multitud de remedios, tales como realizar ejercicios de rotación de las articulaciones de las piernas, la utilización de agua fría en las piernas para favorecer la circulación de la sangre, el uso de ropa holgada que no nos apriete o evitar cargar con pesos excesivos durante el periodo del embarazo.

Aparición de varices: la fuerza del componente hereditario

¿Por qué salen las varices? Como ya dijimos, pese a que el factor principal tiene carácter hereditario, lo cierto es que nuestra forma de vida y nuestras circunstancias personales pueden favorecer la presencia de varices.

En nuestra mano está prevenirlas con unos hábitos saludables que tienen que verse reforzados en situaciones como el embarazo. Para aquellos casos difíciles, actualmente existen técnicas sencillas y poco invasivas que pueden ayudarnos a eliminarlas sin tener que recurrir a la cirugía, creando un impacto mínimo en nuestro cuerpo.

Consultar a un especialista en varices ha de ser siempre nuestro primer paso, ya que son los profesionales los que pueden aconsejarnos de primera mano cuál es el tratamiento más conveniente para quitar las varices o arañas vasculares.