Liposucción: ¿Quieres remodelar la figura antes del verano?
Seleccionar página

Se acerca el verano, pero aún estás a tiempo de remodelar la figura mediante liposucción. Hoy queremos informarte sobre esta operación.

En 1974, el doctor Giorgio Fischer dio a conocer lo que sería una de las cirugías estéticas más solicitadas hasta nuestros días: la liposucción. Desde su aparición, es la solución para aquellas personas de todas las edades, sobre todo mujeres, que son inmunes a las dietas y al ejercicio y desean eliminar esos odiosos depósitos de grasas que tienen en exceso en ciertas partes de su cuerpo. Su tecnología ha avanzado mucho en estas últimas décadas.

¿Qué es una liposucción?

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que mejora el contorno del cuerpo y su proporción, eliminando el exceso de grasa de los depósitos que se encuentran entre la piel y los músculos y que ataca tanto a la salud como a la imagen.

A través de pequeñas incisiones en la piel, el cirujano introduce un tubo en el cuerpo del paciente, que conectado a una bomba de succión absorberá toda la grasa.

¿Qué zonas trata la liposucción?

Aunque la zona más común que se trata es el abdomen, la liposucción puede ser realizada en el interior de los muslos, brazos, caderas, nalgas, rodillas, tobillos y espalda para remodelar la figura antes del verano con liposucción.

¿Cuándo se ven los resultados?

El aspecto más gratificante para la persona que se haga esta cirugía es que los resultados son rápidos y duraderos, ya que las células de grasa una vez sean eliminadas del cuerpo a través de este procedimiento, no serán reemplazadas. Siempre y cuando se continúe llevando un estilo de vida sana.

¿Quién es un buen candidato?

Aunque hay que advertir que el éxito de una liposucción dependerá también de una serie de factores individuales, tales como la edad de la persona, la elasticidad de la piel, el peso y la salud del paciente en general. No es aconsejable para personas con un sistema inmune debilitado, diabetes, problemas del corazón o las arterias.

De manera general, el mejor candidato es una persona que no supera el 30% de su peso ideal, con buena salud, piel elástica, buen tono muscular y que sufre un exceso de grasa localizada en alguna zona de su cuerpo y no responde a la dieta o al ejercicio.

Más acciones para remodelar la figura

Es importante mantener una dieta saludable reduciendo la ingesta de grasa en la alimentación y realizar ejercicio moderado después de la intervención. Y, por supuesto, como en el resto de cirugías estéticas y tratamientos corporales, debe seguir las instrucciones, consejos y precauciones del experto.

 

Fuente: Agencias y Medios Especializados