La termosudación es uno de los métodos que más ayudan a mejorar la silueta debido a que expulsa las toxinas y evita la retención de líquidos. Gracias a este procedimiento, y a combinarlo con una dieta especial, será posible perder peso y volumen a la vez.

Por tanto, los resultados de la dieta serán visibles más rápidamente y conseguiremos vernos mejor y más motivados al apreciar un cambio real al poco tiempo.

¿Qué es la termosudación?

La termosudación es un tratamiento corporal apto tanto para hombres como para mujeres de cualquier edad. Su finalidad es potenciar el efecto de los tratamientos estéticos corporales y eliminar las toxinas del cuerpo. También ayuda a perder volumen corporal, y por ello resulta tan positivo someterse a este durante la realización de una dieta.

En resumidas cuentas, este tratamiento elimina las toxinas mediante nuestro sudor y también activará la circulación y el sistema linfático. Esto ayudará a eliminar los líquidos y los desechos con mayor facilidad.

Pasos del tratamiento

Lo primero que tendremos que hacer es informarnos sobre la mejor clínica en la que someternos a este tratamiento de termosudación. Contar con médicos titulados que nos asesoren y nos realicen seguimiento en los meses posteriores optimizará y garantizará los mejores resultados.

Estas son las fases:

  1. Entraremos en una cabina y nos tumbaremos en una camilla para recibir un masaje activador con los productos lipolíticos y reafirmantes necesarios. Estos consiguen que la piel tenga un buen aspecto y que los ingredientes activos penetren mejor.
  2. Tras el masaje se nos envolverá en una manta térmica con temperatura gradual hasta que comencemos a sudar.
  3. Nos mantendremos envueltos en la manta un tiempo dejando que los productos y nuestro propio cuerpo elimine toxinas y desechos, a la vez que mejoramos el aspecto de nuestra piel. Esto suele durar unos 30 minutos de la hora total que dura el tratamiento.
  4. Después de esto, se retirará la manta, las toallas y el plástico que nos envuelve y nos ducharemos para eliminar cualquier resto de sudor. Además, esto nos ayudará a restablecer nuestra temperatura.
  5. Tras esta ducha, se nos hidratará la piel y se nos dará un masaje relajante.

Por último, cabe destacar que es una técnica indolora por completo y que ayudará a que tu organismo queme grasas y pierda peso con mayor facilidad.

¿Está indicado para cualquier tipo de grasa?

Este tratamiento está indicado para ayudar a eliminar la grasa localizada. No obstante, en la mayoría de los pacientes que acuden a clínicas para adelgazar lo que se aprecia es la eliminación de la retención de líquidos.

Es decir, este método consigue que la grasa localizada disminuya y que el tono de la celulitis también se reduzca. Sin embargo, es perfecto para eliminar la retención de líquidos rápido. Los principales resultados se deben a esto, aunque la disminución de la grasa en zonas como el abdomen o las piernas también es notoria.

Indicaciones antes de someterse a la termosudación

Entre las indicaciones más importantes hay que destacar el hecho de hidratarse bien los días y horas previos a este tratamiento. Si no estamos bien hidratados podríamos sentirnos débiles y mareados tras la aplicación del calor.

Por otro lado, si el objetivo de someternos a la termosudación es bajar de peso, este habrá que compaginarlo con una dieta y con ejercicio. Así los resultados serán mucho más visibles en menos tiempo.

¿Cómo eliminar la retención de líquidos?

Muchas personas se preguntan cómo evitar la retención de líquidos y para ello este método es idóneo. Ciertamente, esta retención puede hacernos parecer hinchados y evitar que perdamos volumen a pesar de llevar una alimentación equilibrada.

Sobre todo, si tenemos retención de líquidos en las piernas, ya que esto puede sernos muy molesto. Además de que sentiremos picazón en esta zona, puede llegar incluso a molestarnos cuando realizamos ejercicio. Así pues, si se tiene este problema lo ideal es acudir a un dietista para incluir diuréticos en nuestra dieta y compaginarla con sesiones de termosudación.

Por otro lado, cuando se da retención de líquidos en el embarazo, no es recomendable la termosudación.

Síntomas de la retención de líquidos

El principal síntoma y el que más nos interesa cuando nuestro objetivo es disminuir de peso es la hinchazón en extremidades, abdomen y cara. También notaremos una mayor pesadez y el aumento de peso sin motivo.

Causas de la retención de líquidos

A la hora de saber cómo eliminar la retención de líquidos, debemos conocer qué la causa para poder tomar las medidas correctoras adecuadas. Los detonantes principales son los siguientes:

  • Hidratación incorrecta por exceso o por defecto.
  • Malos hábitos alimenticios por mucho consumo de sal.
  • Estilo de vida sedentario.
  • El consumo de algunos fármacos (estrógenos o pastillas para la tensión).
  • Enfermedades del corazón, hígado o riñones.
  • Alteración del tiroides.
  • Pasar muchas horas de pie.
  • Cambios hormonales bruscos.

Precio de la termosudación

Ahora que sabemos cómo deshacernos de la retención de líquidos en las piernas y el abdomen, la siguiente pregunta es sobre el precio de la termosudación. Pues bien, dependerá de la clínica en cuestión.

No obstante, en Instituto Médico Estético, presente en Madrid, Sevilla y Barcelona, el precio es desde 55 euros. Por tanto, es un tratamiento muy competitivo, sobre todo, si tenemos en cuenta los resultados rápidos que consigue.

Serán necesarias varias sesiones hasta regular la retención de líquidos en las piernas y el abdomen y para deshacernos de las toxinas de nuestro cuerpo. Nuestro médico determinará cuál es el número óptimo de sesiones a las que tenemos que acudir para tener los mejores resultados.

Si en nuestro caso estamos combinando estas sesiones con otro tratamiento corporal, lo ideal es intercalar ambos procedimientos. Así pues, podríamos darnos una sesión al inicio del tratamiento y otra sesión a la mitad del mismo.

En definitiva, si tenemos un problema de retención de líquidos que nos impide bajar de peso y perder volumen, la termosudación combinada con una dieta equilibrada baja en sal será la combinación perfecta para que nuestra figura luzca como siempre hemos querido.