El fotorejuvenecimiento es, en la actualidad, una de las técnicas más seguidas, tanto por hombres como por mujeres; sobre todo, en aquellos y aquellas que comienzan a notar la aparición de las primeras arrugas faciales.

Uno de los tratamientos que goza con mayor aceptación en la actualidad, en la utilización del Quantum IPL. El tratamiento actúa combinando los efectos de la energía de la luz, actúan intensamente sobre la piel de manera segura, indolora y eficiente para rejuvenecer la piel.

Los expertos señalan que el envejecimiento celular es irreversible pero que con un tratamiento adecuado se puede retrasar. Así, el envejecimiento celular actúa la epidermis, la dermis y el tejido muscular. Sus consecuencias son evidentes: tez pálida, arrugas en la expresión, cierta deformidad causada por las arrugas y ablandamiento o caída de mejillas así como mayor pronunciamiento de las arrugas en la frente.

Por todo ello, algunos expertos aconsejan practicarse una sesión de fotodepilación para eliminar el vello facial, antes de someterse a tratamientos de rejuvenecimiento con láser. La piel estará más firme y mejor preparada para recibir la sesión de fotodepilación.

Este tratamiento de rejuvenecimiento, en particular, consigue acceder a los tres niveles de la piel, actuando desde su interior para levantar los músculos, conseguir una mayor tersura y firmeza que serán visibles en pocos días. Así, complementar una sesión de fotodepilación con otra de rejuvenecimiento facial puede quitarnos años de vida de nuestro semblante y, esto, lo notaremos de inmediato, tanto nuestras amistades, como los familiares, como nosotros mismos.