Seleccionar página

En la era de las redes sociales y de la sobreexposición del ‘yo’ en internet, el selfie se ha convertido en la unidad de medida de la apariencia de los jóvenes. Aunque puede parecer una nimiedad, es justamente uno de los factores que ha determinado las tendencias estéticas de los millennials. Y es que esta generación, que es la nacida entre 1981 y 1995, no solo se adapta a los cambios que está experimentando la sociedad, sino que está siendo parte activa de estos marcando tendencias en diversos ámbitos y la cirugía estética es uno de ellos.

En el mundo de los selfies, las redes sociales y los vídeos en internet, la forma de entender la belleza y la estética de estos jóvenes cobra una nueva dimensión en la que verse bien es clave para sentirse bien. Los millennials se hacen cantidad de fotos a diario para compartirlas en sus perfiles y buscan perfeccionar la imagen proyectada en las mismas.

Para ello, recurren a filtros y aplicaciones móviles que retocan la foto y dan un resultado satisfactorio, aunque momentáneo. Por este motivo, la mayoría de los jóvenes recurren a diversos tratamientos estéticos. De hecho, cuando acuden a una clínica de estética con la intención de llevar a cabo algún cambio en su imagen, es muy habitual que muestren dichos selfies para indicar aquello que quieren mejorar de su aspecto y salir así mejor en las fotos.

Tendencias estéticas de los millennials: la generación hiperconectada

Se trata de una generación moderna y adaptada a la nueva era que vivimos. Aunque se caracterizan por contar con valores sociales y éticos firmes y fuertes, por ser inteligentes y, en la mayoría de los casos, contar con una elevada formación académica y/o universitaria, el mundo digital es bastante importante para ellos. Son competitivos y competentes, por lo que están en continua evolución y tienen un constante propósito de mejora.

El hecho de que se hagan muchas selfies y quieran verse mejor en ellas hace que a la hora de recurrir a la medicina estética principalmente soliciten tratamientos faciales y pequeñas cirugías. Y es que, aunque no es el rostro lo único que les preocupa, también cuidan su figura.

La idea no es solo conseguir más likes en sus cuentas, sino que su nivel de autoexigencia es elevado y no solo buscan mejoras intelectuales o morales, también desean perfeccionar su físico. La presencia de influencers o referentes sociales, las modas que estos marcan y la necesidad de alguna manera de parecerse a ellos y estar acordes a las últimas tendencias han influido asimismo en esta demanda.

Los tratamientos estéticos más demandados por los millennials

El prototipo de belleza actual es, definitivamente, el que determina las mejoras estéticas que más frecuentemente se solicitan por parte de esta generación, que pisa fuerte en todos los ámbitos de la vida. Las redes sociales los exponen, por lo que es uno de los factores más influyentes en cuanto a este gusto por mejorar su aspecto físico. Estas son las principales tendencias estéticas de los jóvenes entre 20 y 40 años aproximadamente.

Rinoplastia: cirugía de nariz

Esta parte del cuerpo es una de las más relevantes a la hora de hacer una fotografía del rostro. Aquellos que tienen algún tipo de complejo con su nariz evitan a toda costa las fotografías por no querer mostrar sus defectos, o más bien sus inseguridades. La rinoplastia es la mejor solución para acabar con este complejo y poder realizarse fotografías sin ningún tipo de pudor. Por ello, cada vez son más los millennials que se deciden a someterse a una cirugía de nariz y acuden a una clínica especialista para informarse sobre cuánto cuesta operarse la nariz, como Hailey Baldwin, la mujer de Justin Bieber.

El bótox

Son muchos los jóvenes que apuestan por este procedimiento quirúrgico no invasivo. Generalmente, solía usarse para disminuir las arrugas, y el bótox en las patas de gallo era lo más habitual a la hora de rejuvenecer el rostro significativamente. Sin embargo, en la actualidad, aunque se sigue usando para esto, suelen hacerse este tipo de infiltraciones incluso antes de que empiecen a aparecer las arrugas o marcas de expresión.

Además, ahora es muy habitual usarlo también para aumentar los labios o retocar cualquier otra parte de la cara y lucir una imagen perfecta. De cualquier modo, el antes y el después del bótox es fascinante y los resultados son realmente satisfactorios. Su éxito reside en el toque perfectamente natural.

La influencer Laura Escanes aumentó sus labios con un pequeño retoque

Otoplastia: cirugía plástica de orejas

Es un complejo muy común entre aquellos que tienen las orejas demasiado grandes o despegadas de la cara. Es la definitiva solución para las orejas de soplillo; tras la intervención se consigue una imagen armónica del rostro y, lo más importante, se erradica ese complejo que atormenta a tantas personas.

Ginecomastia

La preocupación por el físico no es solo cosa de mujeres, el culto al cuerpo por parte de los hombres es bastante más significativo que en generaciones pasadas. Así pues, con esta intervención se da solución a la problemática que se presenta en muchos de ellos y hace que oculten su torso tras una camiseta por el complejo que les generan los pechos inflamados. En poco tiempo con la ginecomastia se resuelve este problema reduciendo considerablemente el volumen del pecho.

Dimpleplasty: cirugía para tener hoyuelos en las mejillas

Este tipo de cirugía sencilla, también llamada dimplesmile, aún es algo desconocida. Puede realizarse de forma ambulatoria y se basa en una incisión intraoral a través de la cual se fijan y saturan los músculos faciales que dan lugar a este hoyito en las mejillas. Es una tendencia novedosa a la que cada día se suman más millennials que quieren acentuar ese hoyuelo que se marca especialmente al sonreír.

Tratamientos de estética para adelgazar

Proyectar una imagen saludable es uno de los hitos de la sociedad actual. Esto implica, como es lógico, mantener una figura estilizada y responder a los cánones de belleza actuales en los que el cuerpo juega un papel primordial.

Para ello, actualmente, no solo existen las intervenciones quirúrgicas. También existen cantidad de tratamientos nutricionales a través de los cuales se diseña un plan de adelgazamiento personalizado. Con ellos se consigue una pérdida de peso constante y progresiva de forma saludable. Los millennials suelen recurrir a este tipo de tratamientos para conseguir un cuerpo perfecto y lucirlo no solo en las calles, sino también en sus redes sociales.

Otros aspectos del físico a considerar

Además de todo lo explicado, y volviendo a la importancia que dan los millennials a su rostro, hay otra serie de aspectos físicos que preocupan a esta generación, que no duda en ponerse en manos de especialistas si es necesario para mejorarlos. La reducción de papada o de ojeras, la corrección de párpados caídos o el afinamiento de las mejillas son algunos de ellos. Con esto y con todo lo contado, sin duda alguna, esta generación consigue subir los mejores selfies a sus redes sociales y esa mejora física que anhelan en un profundo afán de perfeccionismo.

Hoy en día recurrir a la cirugía o tratamientos estéticos está bastante normalizado y es la solución perfecta y más rápida a todos esos complejos que esconden muchos jóvenes y los limitan a la hora de hacer vida normal. Es tendencia, pues, el culto al cuerpo y lucir una cara bonita libre de imperfecciones y de signos de envejecimiento. Se busca así mantenerse joven el mayor tiempo posible y seguir los prototipos de belleza que reinan en nuestra actual sociedad.

Mejores clínicas estéticas en España

Estamos ante una generación exigente y moderna que se niega a sufrir los estragos del paso del tiempo y que busca la perfección intelectual, moral y física. Para ello, los millennials cuentan con una cantidad de profesionales médico-estéticos para recibir el asesoramiento que necesitan en cuanto a verse bien.

En Instituto Médico Estético, ponemos a disposición de todos aquellos que lo necesiten las mejores clínicas estéticas en Madrid, Barcelona y Sevilla. Ofrecemos todo tipo de soluciones para las que contamos con un equipo médico de trabajo experto en todo lo relacionado con la belleza. Además, disponemos de las mejores técnicas y tecnologías para ello, poniendo al alcance de todos la posibilidad de lucir un cuerpo y un rostro perfectos. Atendemos a todos y cada uno de nuestros pacientes de forma personalizada consiguiendo resultados óptimos y muy profesionales. La experiencia e innovación son nuestros puntos fuertes.

Además, los tratamientos estéticos son cada vez menos invasivos y más rápidos, algo que también aprecian nuestros jóvenes. El sector de la estética se ha convertido para los millennials en una mano amiga que les ayuda a cumplir con todas las expectativas que ponen sobre sí mismos. Y es que esta generación no es en absoluto conformista y el nivel de disconformidad es alto, por lo que encuentran en nosotros la solución a cualquier complejo físico.

Cada vez son más los jóvenes que buscan verse bien sin filtros ni retoques, de la forma más natural, gracias a la estética.