La liposucción del abdomen es una de las intervenciones más habituales en los hombres, debido a que ellos los que presentan una mayor tendencia a tener problemas de acumulación de grasa en esta zona.

De hecho, en algunas ocasiones es frecuente que se combinen liposucción y abdominoplastia para que el abdomen recupere su apariencia tersa y normal. También podría ser necesario realizar una lipoaspiración en el área de las crestas ilíacas, en los costados y en la espalda, para completar la lipoescultura del abdomen.

Condiciones para que un paciente se realice una liposucción del abdomen

Existen una serie de cuestiones y cuidados que son necesarios antes y después de una liposucción abdominal y que debemos saber cuando consideramos someternos a una.

Perder peso

Una liposucción no es sustitutivo de una dieta para bajar de peso o algo que pueda evitar un aumento de peso en el futuro. Es conveniente cuidar la figura durante los meses previos a la intervención quirúrgica para que el resultado de la misma sea realmente visible.

Además, combinar una dieta equilibrada con ejercicio facilitará que el resultado sea más duradero.

Peso estable

Antes de que nos sometamos a una liposucción abdominal hemos de tener un peso estable, es decir, que en los últimos tres meses previos a la intervención no se haya subido de peso.

Es esencial, sobre todo, que el peso no varíe al alza. De ser ese el caso, lo mejor sería acudir a un especialista que pueda tratar el sobrepeso, puesto que esta cirugía no está destinada a ese fin.

Tono muscular

Tanto mantener el tono muscular en los abdominales como una piel de buena calidad, que no tenga flacidez es clave para una operación de estas características. De lo contrario, el cuerpo apenas tendrá capacidad de retracción –es decir, de reducir progresivamente el volumen de su tejido.

Otro aspecto a considerar es que no es lo mismo tener una grasa rebelde que una piel con flacidez. En caso de que la piel sea muy elástica, es probable que el especialista que revise nuestro caso encuentre conveniente realizar una abdominoplastia en vez de una liposucción. Por ello es esencial contar siempre con la opinión de un médico experto que nos asesore lo mejor en función de nuestras circunstancias.

Por otro lado, la técnica de la liposucción abdominal en hombres permite extraer la grasa externa, por lo que no es conveniente realizar someterse a ella si se busca eliminar la grasa visceral (el tejido graso interno), ya que sería ineficaz. Esta se eliminará mediante ejercicio y dieta.

Riesgos de la liposucción del abdomen

Esta cirugía llevada a cabo por profesionales de la medicina no cuenta con gran riesgo. Por eso, es muy importante que cuando decidamos someternos a una intervención de este tipo, lo hagamos en un centro hospitalario especializado que disponga de los mejores profesionales y de prestigio reconocido como, por ejemplo, en los Institutos Médico Estético de Sevilla, Barcelona y Madrid.

Tabaquismo

Fumar supone un gran riesgo en cualquier tipo de intervención o cirugía, ya que puede facilitar que surjan diferentes tipos de complicaciones como una vasoconstricción. Cuando un paciente es adicto al tabaco, es necesario que deje este hábito antes de someterse a la operación.

Al fumar, los tejidos están privados de oxígeno, se retrasa el proceso de cicatrización y se aumenta la posibilidad de que muera el tejido y se creen marcas.

Medicamentos

Existe una amplia lista de medicamentos que se pueden adquirir, con o sin receta, y que pueden tener una incidencia especial durante la intervención quirúrgica. Algunos de ellos pueden interferir con la anestesia o causar un aumento o descenso de la coagulación sanguínea.

Debemos informar a nuestro cirujano de cualquier tipo de medicación que estemos consumiendo para comprobar que no hay ninguna contraindicación e, incluso, poder evitar algunos efectos secundarios tras la cirugía.

Regla del 7 %

La cantidad máxima que se suele extraer es el 7 % del peso corporal por motivos que responden a la seguridad de los pacientes. Es decir, aproximadamente 4 litros de grasa.

Anestesia

La intervención se realizará bajo anestesia local debido a la sensibilidad de las zonas y la complejidad que requiere esta técnica. La duración suele ser aproximadamente de unas cuatro horas.

Si seguimos todas las pautas y consejos de nuestro cirujano plástico, la liposucción será todo un éxito. En gran medida los resultados dependerán de nuestro cuidado. Podremos lucir una silueta nueva, que mantendremos por mucho tiempo si mimamos nuestro cuerpo. Sólo tendremos que llevar una vida sana y equilibrada, y seguir las instrucciones de nuestro médico.

Postoperatorio de la liposucción abdominal

La liposucción del abdomen no es una intervención compleja ya que, gracias a los últimos avances, su dificultad se ha reducido de forma considerable.

No obstante, existen algunos efectos: es habitual que aparezca un hematoma que será de un tamaño u otro en función del volumen de grasa que se haya extraído. Asimismo, se producirá un edema que se absorberá lentamente.

Durante este periodo posterior a la operación, el cirujano recomendará evitar la exposición al sol de la zona durante un período determinado.

Contar con el servicio de seguimiento para que nos realice unas sesiones de drenaje linfático podrá acelerar la remisión de los efectos de la intervención. Es recomendable utilizar una faja de comprensión y evitar períodos prolongados de pie o sentados, además de no realizar ejercicios de alto impacto como correr o saltar. Por otro lado, una caminata diaria de dos o tres bloques de 20 o 30 minutos es muy aconsejable.

Transcurrido un mes de la liposucción abdominal, podremos comenzar a realizar ejercicios para estimular el tono muscular.

Preguntas frecuentes sobre la liposucción del abdomen

¿Cuál es la edad idónea para un procedimiento como este?

Se puede realizar en cualquier momento de la edad adulta, pero, sobre todo, cuando los músculos están aún fuertes y jóvenes. No suele recomendarse tras un embarazo o una edad avanzada.

¿Es dolorosa?

El dolor que podamos sufrir no es incapacitante, es decir, podemos sentir algo parecido a lo que sentimos después de ir al gimnasio tras un largo período de tiempo de ausencia. Tras la intervención debemos caminar, estar de pie o sentados.

¿Quedarán cicatrices?

Si quedasen, no serían prácticamente visibles, porque se realiza una incisión de únicamente unos tres milímetros.

¿En qué zonas del cuerpo se puede realizar una liposucción?

Una liposucción puede acabar con la acumulación de grasa en cualquier zona del cuerpo, aunque lo más frecuente es hacerlo en el pecho masculino, nalgas, caderas, muslos, rodillas, cuello, tobillos, brazos, espalda y, por supuesto, en el abdomen.

¿Es una operación para hombres o para mujeres?

Tradicionalmente las operaciones de estética han sido más populares entre las mujeres, pero lo cierto es que la liposucción abdominal en hombres es cada vez más frecuente.

¿La grasa volverá a crecer después de una liposucción?

Si nos cuidamos debidamente después de la intervención, no existe un riesgo alto de que crezca la grasa visceral como si llevamos una vida sedentaria y poco saludable.

¿Cómo se realiza la intervención?

Una intervención quirúrgica de esta índole ha de realizarse bajo anestesia local. Para aspirar la grasa se utilizan unas finas cánulas que estarían conectadas a un sistema de aspiración. La aspiración debe realizarse por un profesional especializado y experimentado, de manera cuidadosa, evitando que se formen depresiones u ondulaciones. El objetivo es que tras la intervención el abdomen tenga el mismo grosor por todos lados.

Si tenemos la piel flácida y poco tono muscular, el resultado de la intervención no será el deseable y será necesario realizar una abdominoplastia para tensar los músculos y eliminar toda la piel sobrante.

La liposucción del abdomen es uno de los métodos con mayor efectividad para reducir las medidas en la espalda, la zona del abdomen o en la cintura. Es un procedimiento que, aunque reviste cierta complejidad y precisa siempre cirujanos experimentados, es sencillo y prácticamente indoloro si lo practican las manos adecuadas.

En Instituto Médico Estético, ponemos a tu disposición una plantilla de médicos experimentados que atenderán todas tus consultas en una primera cita previa, gratis y sin ningún tipo de compromiso. Infórmate.