Las ojeras son un elemento presente en el rostro de muchas personas que provocan efectos indeseados como transmitir una imagen de persona cansada y envejecida. Afortunadamente para los afectados y afectadas, en la actualidad existen diferentes opciones para la eliminación de ojeras, siendo la eliminación sin cirugía el tratamiento más eficaz y menos invasivo.

Rejuvenecer la mirada sin cirugía

Con un tratamiento para eliminar las ojeras como el que vas a descubrir a continuación, se consigue una mirada rejuvenecida y descansada con un resultado que destaca por ser natural, suave y progresivo. Se caracteriza por tener un triple enfoque:

– Rejuvenecimiento del contorno de ojos

– Eliminación de la depresión ocular

– Eliminación de la pigmentación típica de las ojeras

Gracias a las innovadoras técnicas que han surgido en los últimos años, se consigue tratar la zona del contorno de los ojos gracias a un doble tratamiento que incluye la eliminación de la depresión ocular y la eliminación de la pigmentación. Se utiliza una sesión de tratamiento que consiste en el relleno de ácido hialurónico Redensity II y tres sesiones de carboxiterapia. Además, para no agredir el tejido vascularizado se usa cánula y, gracias al efecto del ácido hialurónico perfeccionado de este tratamiento, apenas se produce la aparición de edemas.

Ventajas de someterse a la eliminación de ojeras sin cirugía

Como puedes comprobar, es un tratamiento que no resulta nada complicado y se realiza sin pasar ni una sola vez por quirófano, por lo que es la mejor opción para eliminar las ojeras. Algunas de las ventajas más importantes de someterse a este tratamiento son:

Accesible a todos los bolsillos

Este tratamiento, al no necesitar de una intervención quirúrgica, puede realizarse a un coste para el paciente muy inferior si lo comparamos con otros tratamientos más antiguos y que sí necesitaban de cirugía para llevarse a cabo. Es posible encontrar un tratamiento de eliminación de ojeras sin cirugía desde 330 euros y con posibilidad de financiación, por lo que prácticamente todo el mundo puede disfrutar de un rostro rejuvenecido y de aspecto más saludable.

Realizado por médicos especializados

No tienes que temer realizarte un tratamiento de este tipo, pues será realizado por médicos y profesionales especializados y con amplia experiencia en este ámbito, lo que produce una gran confianza en todos los pacientes.

Duradero en el tiempo

Si bien los efectos de este tratamiento no los experimentarás de un día para otro, los resultados se pueden apreciar de forma gradual. Los efectos son duraderos en el tiempo, y si se siguen las indicaciones del médico una vez finalizado el tratamiento, seguro que este será mucho más eficaz. En cualquier caso, siempre dependerá de tus propias condiciones y las de cada paciente.

Para todo tipo de pieles

A diferencia de otros tratamientos para eliminar ojeras, este puede realizarse en todo tipo de pieles, independientemente del tono o la edad del paciente. Es un tratamiento 100% seguro y no existen limitaciones sobre qué tipo de piel puede y cuál no someterse a este tratamiento.

Es indoloro

Gracias a las innovadoras técnicas que aplican los médicos especialistas en este tipo de tratamientos, la realidad demuestra que son prácticamente indoloros. Es normal sentir alguna pequeña molestia, pero en ningún caso nada de importancia, por lo que no afecta en absoluto al día a día de los pacientes.

Sin efectos secundarios

Un miedo muy común entre las personas que tienen en mente someterse a un tratamiento de estas características es si sufrirán algún tipo de efecto secundario que pueda ser negativo para su rostro o para su salud. En el caso de este tratamiento para eliminar las ojeras, no se suele producir ningún tipo de efectos secundarios, pues se realiza un estudio de la piel del paciente o la paciente antes de llevarlo a cabo. Sí puede ser común, tras someterse a alguna parte del tratamiento, observar cierto enrojecimiento en la piel, pero este efecto desaparece a las pocas horas.

Un resultado final satisfactorio

Al finalizar el tratamiento, el paciente podrá comprobar cómo desaparecen paulatinamente las ojeras y las bolsas de los ojos, consiguiendo un aspecto mucho más joven y luminoso en el rostro. Y es que la piel queda mucho más reafirmada y, sin duda, eso provoca un aspecto rejuvenecido. Los ojos son el elemento en el que primero se fija cualquier persona y tener un contorno de ojos con un buen aspecto es algo que beneficia la imagen que se transmite.

Ahora que ya has resuelto tus dudas sobre este tratamiento y has podido comprobar las innumerables ventajas que aporta a quien lo lleva a cabo, sin duda estarás mucho más cerca de plantearte la eliminación de ojeras. Al ser un tratamiento asequible, para todo tipo de pieles y sin intervención quirúrgica, se ha erigido como uno de los tratamientos faciales de mayor éxito en los últimos años.