En estos días se han estado cuestionando las técnicas para eliminar grasa localizada, como la mesoterapia y carboxiterapia. El Ministerio de Sanidad español considera estas técnicas seguras, e indican que no suponen ningún riesgo para la salud, siempre teniendo en cuenta que sean realizadas por médicos profesionales expertos en la materia.

Centros especializados en eliminar grasa localizada

Desde las distintas asociaciones de consumidores se insta a la Administración a regular y establecer una normativa que autorice a realizar tratamientos e intervenciones de cirugía estética sólo a aquellos profesionales acreditados y que se exija la documentación oficial a los centros sanitarios donde se realizan este tipo de intervenciones.

Se insiste que estas técnicas realizadas por profesionales médicos adecuado y en un centro acreditado, no tienen por qué suponer un problema, aunque por supuesto siempre puede existir un riesgo como en todos los procedimientos pero este debe ser mínimo. Y en todo caso siempre se debe firmar un consentimiento informado y el centro debe cumplir unas garantías.

Debe ser un médico especializado, el que reconozca al paciente y le realice un historial clínico y controle cómo está antes y después de recibir el tratamiento.

Cuánta menos formación y experiencia tenga el profesional que realice el tratamiento, más complicaciones podrán surgir, por eso siempre se debe acudir a un centro médico autorizado, con personal cualificado y con experiencia demostrable.

Tratamientos para eliminar grasa

Desde la Sociedad Española de Medicina Estética, nos definen algunos de los tratamientos para eliminar grasa localizada y la celulitis.

  • Mesoterapia. Inyecciones intradérmicas, con fármacos, la mayoría de las veces homeopáticos.
  • Carboxiterapia. Se inyecta anhídrido carbónico (CO2) en la zona a tratar, para romper la membrana de la célula grasa y reducir así los tejidos adiposos.
  • Infrarrojos. Es una técnica de termoterapia que consiste en aplicar infrarrojos a través de bandas que rodean las zonas a tratar (abdomen, muslos, nalgas, brazos) para aportar calor y aumentar así la actividad metabólica.
  • Electrolipólisis. Consiste en la implantación en las zonas con grasa de agujas muy finas conectadas a un aparato generador de corrientes de baja frecuencia que modifican la permeabilidad de los adipocitos.
  • Ultrasonidos. Son ondas vibratorias de distintas frecuencias que se propagan a través del aire. Producen un micromasaje celular y molecular.