Seleccionar página

Como muchos campos de la medicina, la cirugía estética está rodeada por toda clase de bulos, mitos y falsedades. Es conveniente que aclaremos ciertas afirmaciones que pueden hacer que caigamos en expectativas falsas o fomentar ideas preconcebidas. Lo más saludable es conocer bien cuál es la realidad.

Mitos y verdades de la cirugía estética

Entre las ideas que mucha gente gusta de creer sobre los procedimientos quirúrgicos estéticos, algunas son ciertas, otras son exageradas y muchas están totalmente separadas de la realidad. Comenzaremos con las que son falsas, pero para aclarar cualquier duda hay la posibilidad de solicitar una primera cita gratuita para revisar el caso y recomendar los tratamientos que puedan ser necesarios sin compromiso.

Las intervenciones estéticas crean adicción

Esta afirmación es falsa. Hay algunos tipos de personalidad que pueden hacerse adictos a la cirugía, pero como podrían hacerlo ante cualquier otra cosa. Como cirujanos podemos detectar estos casos y hacer recomendaciones a estos pacientes, a los que desde luego, nos abstendremos de intervenir.

Un caso distinto son ciertos tratamientos como el bótox, que pueden requerir sesiones de mantenimiento, por lo que el tratamiento continúa, pero bajo otra modalidad.

Las áreas intervenidas requieren ser retocadas

Nuevamente es falso. Algunos procedimientos, como la liposucción, pueden perderse por no observar el paciente hábitos de higiene y alimentación, y tendríamos que repetirlos si se solicita, pero para el resto no es así. Es cierto que en el caso de un determinado tipo de prótesis mamaria para el aumento de pecho que se usó en algún momento fueron necesarias las sustituciones, pero con las actuales no sucede ya esto.

Con la cirugía nos pareceremos a alguien famoso

Esta es una creencia alimentada por ciertas obras de ficción. Las facciones de cada persona son irrepetibles, por lo que no podemos dar a nadie la cara de otra persona con una cirugía. Este mito es totalmente falso.

Cada vez hay más hombres que se hacen cirugías plásticas

Esto es muy cierto, pues la evolución de las costumbres ha permitido que muchos caballeros manifiesten su preocupación por su aspecto y actúen en consecuencia. Entre las cirugías que más nos solicitan están la remoción de la ginecomastia y la rinoplastia.

Las suturas no son visibles

Esto es cierto, ya que la técnica quirúrgica ha evolucionado para que las marcas sean prácticamente imperceptibles. Realizamos las suturas aplicando los puntos dentro de la piel o utilizando grapas, con lo que el daño es mínimo y la cicatriz también.

La cirugía estética es una especialidad de la medicina

Efectivamente, lo es. Los cirujanos primero debemos estudiar medicina, luego cursar la cirugía general y finalmente especializarnos en cirugía plástica. Además, debemos estar colegiados para poder ejercer y estamos agrupados en una sociedad propia, la SECPRE.

No es conveniente ir al extranjero para que sea más accesible la cirugía

Esto es cierto también. Puede que el procedimiento en sí y los honorarios del profesional, así como los costes de la clínica sean menores. Pero el tiempo de estadía en el extranjero siempre será corto para poder hacer el seguimiento a la evolución de la intervención. Otra posibilidad real es que, de presentarse una complicación, el cirujano tratante no estará disponible ya.

Con un tratamiento estético mejoramos algo más que el aspecto

Esta afirmación es muy válida. El resolver un problema estético lleva a nuestros pacientes a sentirse mejor consigo mismos y a tener una mayor autoestima. Por otra parte, hay casos como la reducción de las mamas, con la que ayudamos a la paciente a eliminar dolores de espalda y cuello. Las rinoplastias también corrigen deformidades nasales que en muchas ocasiones causan problemas respiratorios.

cirugía estética famosos

Factores a tener en cuenta antes de someterse a una intervención

Una operación estética significa que el paciente se someterá a un procedimiento invasivo. Por ello, existen los riesgos de cualquier cirugía más los que son específicos de la que estamos planificando. Para evitarlos y para tener la mejor preparación posible es conveniente observar ciertas reglas.

¿Cuenta el cirujano con experiencia suficiente y formación?

Esta es una información muy importante, pues de ello depende en buena parte el resultado del procedimiento. No hay que sentir un falso pudor y se nos debe preguntar sobre este punto.

¿Realmente es necesaria una cirugía plástica?

Como cirujanos ofrecemos varias opciones siempre que las haya. En ocasiones, otro tipo de tratamiento puede resolver el problema o la cirugía que el paciente tiene en mente no es la más adecuada para su caso.

¿Cuál es el procedimiento en una clínica estética en Madrid?

Conocer lo que sucederá durante la cirugía nos ayuda a tener una mejor preparación y un postoperatorio más fácilmente aceptado y tolerado. La comunicación con el cirujano en una clínica estética en Madrid es fundamental para tener esto claro. También nos sirve esta información para generar expectativas realistas.

¿Cómo será el postoperatorio?

Esta respuesta también es importante para tener en cuenta ciertas precauciones. Saber cuánto tiempo deberemos guardar reposo, cuáles serán los cuidados necesarios y qué limitaciones tendremos es fundamental para el éxito de la intervención.

¿Quién es candidato a la operación?

Para responder esta pregunta debemos tener muy claro cuál es el problema, qué se espera de la cirugía plástica y cuál es la condición de salud del paciente.

La cirugía estética es una especialidad y, para ejercerla, como especialistas debemos tener cierta información acerca del paciente. A su vez, el paciente puede y debe cerciorarse de qué le espera y cuáles son sus opciones. Para información adicional se puede consultar nuestra página.